¿Son rentables las empresas verdes?

A la pregunta planteada en el titular la respuesta es un contundente SÍ.

Pasar de un sistema de negocio estático en el que se produce sin parar con los recursos que encontramos en el entorno a una actividad circular, supondría la disminución de los costes de producción de una empresa.  Ya que un sistema económico circular lo que hace es re-fabricar los productos y envases con los que ya contamos.

En los últimos años ha aumentado la preocupación ciudadana por el cuidado del medio ambiente y cada vez somos más quiénes demandamos que los artículos que obtenemos en el mercado y su proceso de elaboración, se lleven a cabo a través de sistemas que respeten y no contaminen.

Por ello, las llamadas “empresas verdes” son, a día de hoy, una realidad en muchos países. Ya sean compañías nuevas, o negocios veteranos, han adaptado sus sistemas de producción tomando conciencia de la necesidad de cuidar el entorno en el que vivimos.

Así, las empresas que ya han adoptado un modelo de economía circular, están viendo cómo se abre ante ellas un mundo de oportunidades en un mercado cada vez más competitivo.

Porque sí, sí que es posible obtener beneficios para tú empresa con un bajo coste de producción y sin dejar de respetar el medio ambiente.

La idea es llevar a cabo acciones que aprovechen de manera sostenible los recursos, o lo que es lo mismo, reutilizar los envases una y otra vez suponiendo un importante ahorro en material.

Por otro lado, inculcar una rutina de ahorro entre los miembros de tu empresa con pequeños gestos (cómo apagar la luz y los ordenadores al salir de la oficina, aprovechar al máximo la luz solar que entra por las ventanas, disminuir en la medida de lo posible el uso de la calefacción o el aire acondicionado, disponer de equipos con tecnología de bajo consumo o reducir la impresión de papel y por supuesto, reciclarlo) puede suponer un importante ahorro para tú empresa. Además de dar un respiro al medio ambiente.

También desde el punto de vista comercial, las empresas verdes transmiten una imagen de responsabilidad y compromiso con el cuidado del medio ambiente que lo diferencia en el mercado. Una empresa transparente en sus acciones que aboga por las tres 3R (reducir, reciclar y reutilizar) siempre es mejor percibida por el público.

Algunos ejemplos de empresas verdes que actualmente encontramos en el mercado:

  • Idunn bags, empresa española dedicada a la fabricación de bolsos con materiales ecológicos.
  • Artiulujios, el portal que vende muebles reciclados y en cuya web ofrecen ideas para elaborar tus propios muebles.
  • ECOALF, la empresa que crea moda sostenible con materiales reciclados.
  • GF, empresa de aprovisionamiento textil que emplea materiales reciclados.

En definitiva, las empresas verdes son una inteligente y rentable manera de iniciar un negocio en una sociedad cada vez más concienciada con el cuidado del medio ambiente.

Las empresas tienen por tanto, una gran responsabilidad, y aquellas que invierten en sostenibilidad son el futuro de un mundo que entre todos debemos proteger.

No Comments