empresas ecoembes

¿Qué es Ecoembes Empresas y qué hacer por el medio ambiente?

Compramos un producto envasado, lo consumimos y tiramos el envase en el contenedor amarillo para que sea reciclado. De ahí, los residuos se llevan a plantas de selección donde se tiran y se procesan para que, después, los recicladores les puedan dar una segunda vida. Hasta ahí, los no expertos en este tema podemos intuir cómo funciona el reciclaje en España. Pero ¿quién se encarga de esta gestión y cómo se paga?

La organización que en España se hace cargo del contenedor amarillo y por lo tanto del reciclado de envases (residuos de envases como latas de bebidas, botellas de plásticos, bricks, etc.) y azul (para los envases de cartón y papel) es Ecoembes o Ecoembalajes España. Aquí, esta entidad sin ánimo de lucro tiene la licencia de uso exclusivo de la marca “punto verde” que, como ya hemos contado en este espacio, es un instrumento de financiación y responsabilidad ambiental pensado para garantizar el reciclaje de los envases.

Las empresas y Ecoembes

Las 12.500 empresas adheridas al modelo de Ecoembes, que es un sistema de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP), pagan ese punto verde para cumplir con sus obligaciones ambientales según marca la Ley de Envases, que estipula que las empresas son responsables de los productos envasados susceptibles de ser adquiridos para su consumo por particulares.

En paralelo a esta cuestión, Ecoembes trabaja con las empresas en otros ámbitos: desde la asesoría legal sobre la normativa vigente relacionada con la gestión de los envases —a nivel estatal y europeo— y el diagnóstico del sistema de envasado, pasando por ejercicios de benchmarking ambiental o por el apoyo en el ecodiseño. Este último punto es especialmente importante para Ecoembes, que dedica toda un área a la innovación encaminada a favorecer la fabricación de envases más ligeros, reciclables y cuyo tiempo de vida sea lo más larga posible.

Proyectos de Ecoembes

Incluso, desde TheCircularLab, un centro de innovación abierta que Ecoembes tiene en Logroño, la organización trabaja con equipos especializados que intentan dar con las soluciones más punteras a nivel tecnológico y social para, en resumen, mejorar el funcionamiento del sistema de reciclado.

Por otro lado, Ecoembes desarrolló junto con el Ihobe (la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco) una Guía de ecodiseño de envases y embalajes.  Esta metodología, con aspectos técnicos y creativos, está diseñada para ayudar a las empresas a que apliquen el ecodiseño a sus envases.

Se divide en siete pasos:

  • Iniciar: preguntarse cuál es el panel de envase y los objetivos de ecodiseño
  • Conocer: cómo es el actual envase, cómo podría ser el futuro envase sostenible
  • Evaluar: los puntos críticos y oportunidades de mejora
  • Idear: las soluciones que podrían dar respuesta al reto del ecodiseño
  • Resolver: las soluciones más apropiadas ambiental y empresarialmente
  • Concretar: el concepto y desarrollo de ecodiseño
  • Verificar: con un proceso no menos importante de comunicación

Las empresas pueden seguir estos pasos con asistencia de Ecoembes como parte de los servicios que la organización les ofrece siempre y cuando tengan contrato en vigor con Ecoembes y que estén al corriente de las obligaciones que supone dicho contrato.

Además de todo esto, Ecoembes ofrece servicios de formación a empresas con jornadas o a través del desarrollo de plataformas online donde da a conocer las novedades en packaging, explica las tarifas del punto verde, los Planes Empresariales de Prevención o las obligaciones legales de las organizaciones.

Una de las mencionadas plataformas es el Observatorio del Envase del Futuro, donde la organización recoge y analiza las tendencias aparecidas a nivel mundial. Busca facilitar la información a las empresas o personas interesadas en las novedades relativas a “los nuevos materiales, como biopolímeros, compostables, nanoaditivos, etc; las nuevas medidas de ecodiseño que afecten a la funcionalidad, la reciclabilidad, la compostabilidad o la reutilización del envase; las modificaciones en los procesos productivos tradicionales o aparición de nuevas tecnologías que mejoren la eficiencia de los mismos; los cambios en la legislación aplicable a los envases, directa e indirectamente; las mejoras en la gestión de residuos, incluyendo en este punto la contenerización, la recogida, la selección y el transporte de materias; cualquier innovación que aparezca en otro sector y con aplicabilidad en el sector del envase, la gestión de los residuos y la reciclabilidad de los mismos; o las nuevas tendencias en materia de envase”.

No Comments