industrias recicladoras

Las industrias recicladoras se adaptan a la economía circular

La industria del reciclaje, una de las primeras que impulsó el cambio de un modelo de producción y consumo no lineal a otro circular, trabaja ahora por mantener su liderazgo en las negociaciones sobre el diseño de las políticas y legislaciones tanto europeas como nacionales.

Tanto este 2018 como el año próximo las industrias recicladoras serán claves en este sentido, pues llegarán las nuevas Directivas que van a definir los modelos de gestión de los residuos, las cifras del reciclaje y los porcentajes definitivos de recuperación y reciclaje de los diferentes materiales.

La jerarquía de la economía circular

El hecho de que el reciclaje no sea de las primeras opciones que se establecen como prioridad para una gestión de residuos respetuosa con el medio ambiente no exime de que tenga que ser muy tenido en cuenta a la hora de diseñar las estrategias europeas sobre residuos y economía circular, y más aún, en el momento de fijar objetivos.

Es cierto que la actual escala de actuación prioritaria para una gestión sostenible de los residuos, la denominada jerarquía de los residuos, que fue establecida a nivel europeo nada menos que hace diez años (Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008) establece como primer eje la prevención.

Este primer paso en la industria del reciclaje no viene a ser más que lo que entendemos por reducción en la clásica “regla de las tres erres: reducir, reusar y reciclar”. Es decir, evitar generar residuos mediante un consumo menor o a través de la adquisición de productos con menos elementos de los que haya que deshacerse al final de su vida útil.

A continuación, una vez que la generación del residuo es inevitable, debe valorarse si es susceptible de prepararse para la reutilización. Por ejemplo, esta opción es bastante viable en el caso de envases de vidrio reutilizables para vino, cerveza, agua y bebidas refrescantes consumidos en el canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafés) mediante acuerdos con el sector envasador y comercializador. Ecoembes ya está abriendo los primeros acuerdos para hacer algo semejante en el canal HORECA para otro tipo de envases. También son susceptibles de reutilización, en su totalidad o más comúnmente por partes o materias primas aprovechables, muebles y enseres, residuos textiles o electrodomésticos.

Los siguientes pasos en la jerarquía de la gestión de residuos son el reciclado, otro tipo de valorización, incluida la valorización energética, y la eliminación. En España esta escala de prioridades se recogió por vez primera en el Plan Nacional Integrado de Residuos para el período 2008-2015.

El reciclaje tiene múltiples ventajas y es imprescindible si queremos una economía circular verde real, como demuestran los datos. Los que ofrece el Consejo Internacional del Reciclaje (BIR) demuestran que la industria del reciclaje tiene un papel fundamental en el futuro de nuestro planeta tanto en el plano medioambiental, en el que contribuye a ahorrar agua, energía y recursos naturales, además de ahorrar emisiones, como en el económico y social.

Algunos datos sobre el reciclaje:

  • Aproximadamente 1.600.000 personas en todo el mundo trabajan en el sector del reciclaje.
  • Cada año, esta industria trata más de 600 millones de toneladas de materias reciclables.
  • El sector tiene una facturación anual de más de 200.000 millones de dólares, cantidad similar a la del PIB de países como Portugal, Colombia y Malasia
  • La industria dedica aproximadamente el 10% de su facturación a nuevas tecnologías, investigación y desarrollo, “lo que contribuye a crear puestos de trabajo altamente cualificados y a hacer que el reciclaje sea cada vez más eficaz y respetuoso con el medio ambiente”, señalan desde BIR.

Por poner un ejemplo concreto, casi el 40% de la demanda mundial de cobre se garantiza mediante el reciclaje. Y es que, como pone de relieve esta organización, la demanda industrial de materiales reciclados es realmente global y su comercio a nivel internacional tiene cada vez un papel más importante en el abastecimiento de fábricas e industrias de otros sectores.

El Consejo Internacional del Reciclaje también insiste en que los bienes fabricados con materiales reciclados tienen que cumplir los mismos estándares de calidad que aquellos producidos con materiales vírgenes por lo que los consumidores no deben tener ninguna duda sobre la calidad y la seguridad de los productos fabricados con materiales reciclados. El BIR insiste: lo materiales reciclados no son residuos.

Expertos de las Industrias recicladoras debaten sobre economía circular

Si se quiere que avance la economía circular y la sociedad del reciclaje es imprescindible que se oigan las voces autorizadas y expertas del sector.

Es más, “las medidas a adoptar deben ir acordes al desarrollo y a las necesidades de la industria del reciclaje”, piensa Alicia García-Franco, directora general de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) y vicepresidenta de Confederación Europea de Industrias del Reciclaje (EuRIC).

Una opinión plenamente compartida por todos los expertos y representantes de la industria el reciclado que se dieron cita recientemente en un ciclo de conferencias enmarcadas bajo el título “Cerrando el círculo. Recetas para una economía realmente circular”.

Debemos estrechar lazos entre la industria del reciclaje, la Eurocámara y los gobiernos de los Estados miembros para saber que, en una cuestión tan importante como el nuevo modelo económico, hablamos todos un mismo lenguaje, que se basa en la comunicación, la cooperación y en una apuesta decidida por la mejora continua”, apuntó Ion Olaeta, presidente de FER y vicepresidente de la Federación Europea para la Recuperación y Reciclaje de Metales Férricos (EFR, en sus siglas en inglés).

Durante el encuentro se puso de manifiesto también la importancia del ecodiseño para lograr una verdadera circularidad y aumentar las tasas de reciclaje. Sarah Nelen, jefa de la Unidad de Gestión de Residuos y Materiales Secundarios de la dirección general de Medio Ambiente de la CE y Alicia García Franco coincidieron e incidieron en esta idea: “El ecodiseño es crucial si de verdad se quiere llegar a un modelo completamente circular, porque de este modo la industria del reciclaje conocería cada uno de los elementos del residuo que llega a sus plantas y podría optimizar la recuperación de todos sus componentes”, señaló esta última.

No Comments