Ventajas economía circular

Las ventajas de la Economía circular para combatir el cambio climático

Aunque parece obvio, nunca está de más incidir sobre la intensa relación que existente entre las ventajas de economía circular y la mitigación del cambio climático. El Acuerdo de París de 2015 adoptó como objetivo principal mantener el aumento de la temperatura en este siglo muy por debajo de los 2 grados centígrados, e impulsar los esfuerzos para limitar dicho aumento incluso más, por debajo de 1,5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales. Gobiernos, legisladores y la sociedad civil de muchos países trabajan para conseguir las reducciones de emisiones de gases de efectos invernadero (GEI) necesarias para lograr este objetivo. Si bien este es un enfoque lógico, existen oportunidades de mitigación adicionales que son poco tenidas en cuenta.

Esta es la tesis principal del documento Looking Beyond Borders: The Circular Economy Pathway for Pursuing 1.5° C  publicado por The Stanley Foundation, donde se afirma que la economía circular tiene un enorme potencial de reducir las emisiones actuales de manera significativa. La razón es que las políticas de economía circular van más allá de las fuentes de emisión y se fijan en las causas de fondo, que no son otras que las prácticas socioeconómicas que crean la demanda de emisiones en primera instancia.

Crítica al business as usual

Es indudable que Jelmer Hoogzaad y Matthieu Bardout -los autores del documento- aciertan en el diagnóstico al afirmar que la lucha contra el cambio climático se encara desde un convencional business as usual sin poner en cuestión el paradigma de la economía lineal. Hoogzaad y Bardout recuerdan, por otra parte, que la adopción de políticas y estrategias de circularidad es un estímulo para que las sociedades encuentren nuevas maneras de generar riqueza que sean atractivas para la inversión y los negocios. Los autores también sostienen que las políticas dominantes de lucha contra el cambio climático pueden ser útiles en la reducción de emisiones en el corto plazo, pero no a largo plazo, especialmente ante la eventualidad de que la reducción necesaria sea mucho mayor en un futuro cercano.

Uno de sus argumentos es la gran cantidad de emisiones que están directamente vinculadas a la gestión de materiales y al uso excesivo de materias primas: un 67% del total.  Por tanto, si se optimiza a gran escala el uso de materiales existentes y activos que se han acumulado desde la Revolución Industrial, y la actividad económica se centra en fuentes regenerativas de materiales y energía, ese porcentaje de exceso de materias primas disminuirá significativamente. Consulta cuales son los números del reciclaje en España

El uso del Papel de los países en desarrollo

Otro argumento importante que recoge Looking Beyond Borders: The Circular Economy Pathway for Pursuing 1.5° C  es que los países en desarrollo tienen una gran oportunidad para dar un salto hacia modelos circulares. Las economías emergentes están creando actualmente las infraestructuras y los edificios para proporcionar refugio, movilidad, nutrición, y una variedad de otros servicios a las generaciones actuales y futuras. Estas dinámicas, que no tienen parangón en los países más avanzados, representan grandes movimientos de materiales que impulsan las emisiones de GEI durante su propia producción, pero además condicionan la huella de carbono de las sociedades por varias décadas.

Jelmer Hoogzaad y Matthieu Bardout sugieren la creación de un foro internacional formado por gobiernos, actores no estatales y académicos que se centre en cómo generar ciclos cerrados para los nuevos materiales, así como en la obtención de valor de los materiales y productos ya existentes. Este foro debería concebirse como un grupo con capacidad de liderazgo que tuviera el atrevimiento y la autoridad necesarias para afrontar cambios sistémicos respetando a la vez las actuales estrategias de reducción de emisiones de GEI como una acción paralela. El objetivo, final -sostiene el documento- debe ser la integración de la economía circular políticas climáticas en una sola y reforzada estrategia.

No Comments