Upcycling the Oceans

Upcycling the Oceans: capturas muy necesarias de pescadores muy responsables

¿Qué tienen que ver unos pescadores, una marca de ropa y unos cuantos contenedores amarillos? Desde 2016, mucho. Sobre todo, el compromiso por el medio ambiente.  Un proyecto liderado por la Fundación Ecoalf, la firma de moda sostenible que aprovecha los residuos plásticos para fabricar nuevas prendas, incitó a los profesionales de la pesca a que colaborarán en la recuperación de basuras marinas para favorecer el reciclado y la recuperación, por tanto, de estos restos que contaminan los mares pero que pueden ser un recurso valioso para las personas.

Así nació Upcycling the Oceans en 2015. Un año después, en 2016, se incorporó Ecoembes a la iniciativa. La idea es que los pescadores, que son de los más afectados por este tipo de residuos (pues, entre otras cosas, amenazan con devaluar la calidad del pescado que atrapan los barcos de arrastre), sean los principales actores en la solución del problema.

Cuando salen a faenar, los pescadores a menudo encuentran restos de plástico en sus redes. Pero, si en otros tiempos el quedarse con los residuos o tirarlos de vuelta al mar era una cuestión que se dejaba a la ética personal de cada uno, ahora, en el marco de este proyecto, los pescadores se sienten más motivados a depositar esos restos de plástico en contenedores que Ecoembes les facilita en cada puerto, haciendo posible su tratamiento y evitando, así, los perjuicios ambientales que las bolsas, botellas y otras basuras marinas pueden provocar. En total, en 2019 se retiraron de los fondos marinos españoles cerca de 152 toneladas de residuos gracias a la colaboración de 550 buques pesqueros.

Ya son más de 2.600 profesionales los que se han sumado a colaborar por la limpieza de los fondos marinos, que en total, desde 2016, han rescatado hasta 459 toneladas de residuos. De estos, los de plástico PET son llevados a plantas recicladoras. Allí se limpian y se procesan para convertirlos en hilo, un hilo que compondrá posteriormente el material con el que fabricar prendas de ropa.

Los contenedores están disponibles en 40 puertos de la península. Están, en concreto, en Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía. Sólo en la Comunidad Valenciana, donde arrancó el proyecto en su fase piloto en 2015, los 923 pescadores valencianos que ahora están adheridos a la iniciativa rescataron del mar un total de 76.010 kilogramos de basura marina en 2019, que llevaron a los puertos de “Castellón, Vinaroz, Benicarló, Peñíscola, Burriana, Valencia, Gandía, Cullera, Villajoyosa, Santa Pola, Calpe, Denia, Jávea y Altea”, según explica Ecoembes en un comunicado.

Estudio de la problemática

Upcycling the Oceans supone también un ejercicio de ciencia colectiva: Antes de pasar a ser recursos textiles, los residuos que recogen se clasifican por su tipología y se analizan gracias a la plataforma Marnoba, una aplicación desarrollada por la Asociación Vertidos Cero que se utiliza también en las batidas por la naturaleza coordinadas por la ONG SEO/BirdLife y en colaboración con Ecoembes en el marco del proyecto LIBERA.

Upcycling the Oceans también recibe el apoyo de la aseguradora GENERALI, que se incorporó  en 2020 y gracias a la cual “por cada 1.000 euros de aportación se recuperarán 3,7 kg² de basura procedente de nuestros mares gracias a la colaboración del sector pesquero”, afirman desde Ecoalf en su página web. “En base a su firme compromiso con la protección del medio ambiente, la Compañía ha desarrollado GENERALI Index Evolution, un nuevo producto de la gama “multinversión” compuesto por una cesta de fondos que invierten en empresas que cumplen con los criterios ESG (Environmental, Social and Governance)”, destacan.

Una iniciativa global

El proyecto no se ha quedado sólo en España sino que se ha exportado a Tailandia, donde se puso en marcha en 2017 junto con PTT Global Chemical y el Ministerio de Turismo de Tailandia. La duración prevista del proyecto era de tres años, por lo que el 2020 sería su último año. Desde su web, la Fundación Ecoalf explica que esta edición tailandesa del proyecto “se centra en la educación y promueve el concepto de turismo responsable mientras se llevan a cabo actividades de gestión de residuos como la recogida, segregación y transformación de desechos plásticos. Después, a través de un proceso tecnológico, innovador y sostenible, el plástico se transforma en materia prima. Por último, se desarrollan productos de moda sostenible”.

En Grecia, una iniciativa muy similar llamada Enaleia decidió aliarse con Upcycling the Oceans para crear una “colaboración que promueva el reciclaje de los residuos recogidos por los pescadores”, describen desde Ecoalf en su plataforma. “La Fundación Ecoalf apoyará a Enaleia durante los próximos tres años para la recuperación de los residuos en seis puertos griegos en los que colaboran 35 barcos de arrastre y más de 200 pescadores”, recalcan.

No Comments