¿Sabes identificar la ropa bien hecha?

Cada vez es más difícil encontrar ropa de alta calidad que dure y se vea bien durante años, pero merece la pena hacer el esfuerzo.

Olvida las marcas y los precios. No te dicen nada sobre la calidad de una prenda. Con las casas de moda rápida produciendo nuevos estilos cada dos semanas, cada vez es más difícil filtrar la basura para encontrar las verdaderas joyas de la moda, ya sea en unos grandes almacenes o en una tienda vintage. Lo mejor es aprender a identificar las señales de calidad (y, por extensión, la construcción deficiente), y hacerte algunas preguntas clave mientras compras.

Evalúa el tejido.

¿Qué grosor tiene? El tejido es más fino que nunca, lo que puede ser adecuado para ciertos estilos, pero suele ser indicativo de una calidad más barata. Una camiseta, una blusa y unos vaqueros deben ser lo suficientemente gruesos como para soportar un uso regular, especialmente si tienes un armario minimalista o cápsula.¿Cómo se siente? Haz la prueba de la «mano». Acaríciala, cúbrela, tócala sobre tu piel desnuda. ¿Es elástico, liso, áspero, suave, pesado, etc.? Fíjate en el peso y en la resistencia, ya que los tejidos más pesados suelen estar mejor hechos. Haz la prueba del estrujamiento para ver si se arruga inmediatamente; si es así, aléjate.¿Cómo de tupido es el tejido? Cuanto más tupido sea el tejido, mejor, porque significa que la prenda será más duradera. Los tejidos sueltos son más susceptibles de engancharse y romperse. Los pequeños hilos del tejido deben ser rectos, de lo contrario podrías tener esa incómoda sensación cuando las costuras de una prenda se tuercen de forma extraña hacia un lado.¿Cómo es el patrón? Si una prenda tiene un patrón atrevido, como una raya o un cuadro escocés, el fabricante debe tener cuidado de alinearlo en las costuras y los bolsillos. A menos que la desalineación sea una declaración de moda, evita que las piezas no coincidan.

Examina los detalles.

¿Cómo son las costuras? No soy costurera, pero he encontrado algunos consejos fabulosos

PFAS en el agua

La EPA afirma que la presencia de PFAS en el agua potable suele estar localizada y ser el resultado de la contaminación de una instalación específica que se sabe que ha utilizado o fabricado las sustancias químicas. Los PFAS pueden contaminar el agua superficial y el agua de pozo. Sin embargo, la EPA no dice lo que entiende por localizado. Y como el agua potable suele extraerse de las aguas superficiales en varios puntos de un sistema fluvial, es posible que el agua potable alejada de la fuente de contaminación contenga cantidades significativas de PFAS. Este fue el caso del GenX en Carolina del Norte, donde la empresa Chemours vertió la sustancia química en el río Cape Fear en Fayetteville y se encontró en un importante suministro de agua potable a casi 160 km de distancia.

Beber agua contaminada es una de las formas más comunes de exposición a los PFAS. Cuando se ingieren, los PFAS se absorben en la sangre y los tejidos y pueden acumularse con el tiempo. Como permanece en el cuerpo durante tanto tiempo, la exposición prolongada a los PFAS puede hacer que se acumulen en el cuerpo hasta niveles que pueden afectar negativamente a la salud.

Aunque los riesgos de la exposición para la salud de los seres humanos aún no están del todo claros, los investigadores están trabajando para descubrir todos los efectos adversos para la salud causados por los PFAS. La mayoría de los estudios sobre los efectos de los PFAS se han realizado en animales de laboratorio. Pero los estudios realizados en seres humanos expuestos a los PFAS también han mostrado posibles vínculos entre la exposición química y la salud. Uno de los supuestos efectos de los PFAS sobre la salud es la alteración hormonal. Investigadores de la Universidad de Harvard descubrieron que los pacientes con niveles iniciales más altos de PFAS en el plasma sanguíneo recuperaban más peso después de hacer dieta que los que tenían niveles más bajos de PFAS. Otro estudio relacionó los PFOS y PFOA con una disminución del peso medio al nacer en los bebés de pacientes con estas sustancias químicas en la sangre.

¿Qué podemos hacer?

Protegerse de los PFAS puede ser difícil, pero hay algunas medidas que puedes tomar para reducir tu exposición. Comprar un filtro de agua potable es una forma de protegerse de los PFAS. Un estudio de la Universidad de Duke descubrió que los filtros de agua de doble etapa bajo el fregadero y de ósmosis inversa eliminaban casi todos los PFAS presentes en el agua potable sin filtrar. Las opciones de filtración menos caras también funcionaron para eliminar al menos parte de los PFAS del agua.

La FDA sigue permitiendo el uso de PFAS en lo que denomina «sustancias en contacto con alimentos», como los utensilios de cocina antiadherentes y los envases de alimentos. Ha determinado que existe una «certeza razonable» de que los PFAS de estos productos no dañarán a las personas. Si evitas los envoltorios de comida rápida, las bolsas de palomitas para microondas, los envases de cartón y los utensilios de cocina antiadherentes, puedes reducir las posibilidades de exposición a los PFAS. 

Los PFAS también pueden estar en la ropa y otros productos, por lo que leer las etiquetas de las sustancias químicas utilizadas para tratar los tejidos para que sean resistentes al agua o a las manchas puede ayudarte a evitar la exposición, aunque la mayor parte de la exposición a los PFAS se produce por ingestión y no por absorción de las sustancias químicas a través de la piel. A medida que salga a la luz más información sobre los efectos de los PFAS en la salud humana, es probable que se pongan en marcha más normativas para ayudar a los consumidores a evitar los PFAS en su vida cotidiana.  

{«@context»: «https://schema.org»,»@type»: «FAQPage»,»mainEntity»: [{«@type»: «Question»,»name»: » ¿Qué podemos hacer? «,»acceptedAnswer»: {«@type»: «Answer»,»text»: «Protegerse de los PFAS puede ser difícil, pero hay algunas medidas que puedes tomar para reducir tu exposición. Comprar un filtro de agua potable es una forma de protegerse de los PFAS. Un estudio de la Universidad de Duke descubrió que los filtros de agua de doble etapa bajo el fregadero y de ósmosis inversa eliminaban casi todos los PFAS presentes en el agua potable sin filtrar. Las opciones de filtración menos caras también funcionaron para eliminar al menos parte de los PFAS del agua.» } }] }{«@context»: «https://schema.org»,»@type»: «FAQPage»,»mainEntity»: [{«@type»: «Question»,»name»: » ¿Qué podemos hacer? «,»acceptedAnswer»: {«@type»: «Answer»,»text»: «Protegerse de los PFAS puede ser difícil, pero hay algunas medidas que puedes tomar para reducir tu exposición. Comprar un filtro de agua potable es una forma de protegerse de los PFAS. Un estudio de la Universidad de Duke descubrió que los filtros de agua de doble etapa bajo el fregadero y de ósmosis inversa eliminaban casi todos los PFAS presentes en el agua potable sin filtrar. Las opciones de filtración menos caras también funcionaron para eliminar al menos parte de los PFAS del agua.» } }] }

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad