great place to work

Great Place to Work: la distinción que reconoce a las empresas, más allá del salario monetario

Durante más de 30 años, la firma consultora Great Place to Work lleva trabajando con empresas de todo el mundo para identificar, crear y mantener culturas de alta confianza y mejorar el rendimiento. Para ello, anualmente conduce una encuesta de colaboradores, a nivel mundial, para reconocer a las mejores empresas en las que uno desearía trabajar. Lo hace a través de dos instrumentos: Trust Index y Culture Audit.

Su misión es ayudar a las organizaciones a tener un mejor clima laboral y, así, incrementar el bienestar de los trabajadores. El sello, además, aporta valor a la imagen de marca de las compañías, que al obtenerlo se identifican como excelentes lugares de trabajo y, al hacerse más atractivas, logran un efecto llamada y de captación de talento.

El proceso de certificación y ranking de GPTW es atestiguado por Salles Sainz Grant Thornton, miembro de Grant Thornton International —una de las organizaciones líderes en contabilidad y consultoría—, que asegura que las organizaciones han sido evaluadas cumpliendo con las políticas y la metodología adecuada.

Este año, uno de los premiados en España es Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que gestiona el reciclaje de envases en este país. Desde sus comienzos, la empresa se ha encargado de manifestar su apuesta por los recursos humanos a través de una filosofía centrada en las personas que la ha llevado a hacerse con el premio GPTW por séptimo año consecutivo.

La certificación está basada en 3 ejes fundamentales:

La confianza

Toda relación, tanto la de los superiores con sus equipos de trabajo como la de los propios empleados, debe basarse en la confianza. Y ello exige credibilidad, que a su vez se va ganando poco a poco gracias a una buena y eficiente comunicación. En una empresa, la comunicación debe fluir con total naturalidad para agilizar todos los procesos. Todo trabajador debe sentirse libre de expresar su opinión respecto a cualquier tema. Y esto incluye la conciliación laboral. Ecoembes es una de las empresas que impulsa medidas para favorecer la conciliación, sin distinción de género, al entender que la compatibilidad entre la vida personal y laboral repercute directamente en el trabajo. Iniciativas como “Días sin Cole” —donde se organizan actividades para los más pequeños de la casa cuando no tienen clase— son un ejemplo de su apuesta.

El orgullo

Las personas que están orgullosas tanto de la compañía como del trabajo que desempeñan, automáticamente se convierten en prescriptores de la marca. Si un trabajador habla bien de su empresa dice mucho del clima que se genera en ésta, pues da a entender que se siente satisfecho con la forma en la que es tratado. Entre los factores que pueden influir a la hora de determinar el orgullo de pertenencia está la equidad en raza, sexo u orientación sexual. El Plan de Igualdad impulsado por Ecoembes se materializa en un total de 86 medidas encaminadas a favorecer aspectos como la calidad en el empleo, la flexibilidad laboral, el apoyo a la familia o el desarrollo profesional, entre otros.

La relación

Un buen clima de trabajo puede ser crucial para que los objetivos, tanto a nivel individual como grupal, se cumplan. Una posible vía para lograrlo es el team building, que atiende a todo tipo de actividades que involucran al conjunto del capital humano. Por ejemplo, el Programa de Acogida que tiene el departamento de Recursos Humanos de Ecoembes contribuye a que las nuevas incorporaciones se sientan más a gusto. Otra opción es realizar eventos corporativos, celebraciones de acontecimientos especiales, etcétera.

En resumen, el sueldo o las prestaciones de una organización no son los únicos indicadores para conocer si una empresa es amable o no con sus empleados. De igual forma que no todo se basa en la misión o visión de la compañía, sino que la percepción de terceros puede llegar a ser determinante. Criterios como la credibilidad de los líderes, el respeto entre trabajadores, el ambiente laboral y las oportunidades de crecimiento tienen un lugar reservado en este planteamiento. Así, los mejores sitios para trabajar no se construyen mediante una mera lista de políticas, sino que se forman en el día a día, a través de prácticas cotidianas y de relaciones entre colegas.

No Comments