10 Extraordinarias Especies de Medusas

Las medusas son criaturas espectaculares y a veces bastante desconcertantes, con su aspecto extraterrestre y su afición por las profundidades extremas. Aunque ya se han descubierto más de 2.000 especies de medusas, se cree que eso es sólo una pequeña fracción de las que existen realmente. También conocidas como medusas de mar, estos peces gelatinosos carecen de cerebro, sangre y corazón. Pueden variar en tamaño, color, forma y comportamiento. (Por ejemplo, las hay que pican a los humanos y las que no.) Se sigue descubriendo constantemente más sobre este animal marino.

Aquí tienes 10 especies de medusas que son igual de fascinantes y hermosas.

Medusa coliflor

Underside of a cauliflower jellyfish floating near the surface

La medusa coliflor (Cephea cephea) se llama así por las proyecciones verrugosas de su campana. Presente en el Pacífico medio, en el Indo-Pacífico y en el océano Atlántico frente a África occidental, la medusa coronada -como también se la llama a veces- es una especie oceánica que puede crecer relativamente, alcanzando diámetros de hasta 60 centímetros. Al igual que su homónimo vegetal, a veces adorna un plato de comida en China y Japón. La especie se considera un manjar, atesorado por sus propiedades medicinales.

Medusa caja de manglar

Box jellyfish with dead fish in its stomach

La medusa caja de manglar es una de las medusas más pequeñas del mar (llega a tener sólo el tamaño de una uva, según el Acuario de la Bahía de Monterey). Pero lo que es aún más singular es su medusa en forma de cubo, una notable desviación de la familiar silueta de cúpula de la mayoría de las medusas. Su distintiva forma cuadrada permite a la medusa de caja de manglar moverse más rápidamente.

Medusa de cristal

Transparent crystal jellyfish swimming

En las aguas de la costa oeste de Norteamérica vive la medusa de cristal (Aequorea victoria), una especie completamente incolora que tiene largos y tenues tentáculos que recubren su campana de cristal. Esta criatura extraordinariamente hermosa parece cristalina a la luz del día -de ahí su nombre-, pero su transparencia oculta un lado más brillante: Las medusas de cristal son en realidad bioluminiscentes, y brillan de color verde-azul cuando se las molesta.

Medusa de manchas blancas

White-spotted jellyfish swimming sideways in black water

Las medusas de manchas blancas (Phyllorhiza punctata) -conocidas por sus coronas moteadas- viven en el Pacífico occidental, desde Australia hasta Japón. Se alimentan por filtración y pueden tamizar más de 13.000 galones de agua al día cada una en su búsqueda de minúsculo zooplancton.

El inconveniente de su presencia es que un enjambre de ellas puede vaciar una zona de zooplancton, sin dejar nada para los peces y crustáceos que también dependen de ellas. En el Golfo de California, el Golfo de México y el Mar Caribe, se consideran una especie invasora.

Medusas boca abajo

Upside-down jellyfish swimming with tentacles up

La medusa invertida (Cassiopea) apoya su campana en la superficie del fondo marino y nada con sus rechonchos brazos orales hacia el cielo. Lo hace para exponer al sol los dinoflagelados simbióticos que viven en sus tejidos, lo que les permite realizar la fotosíntesis, según el Acuario de la Bahía de Monterey. La medusa invertida se encuentra en aguas cálidas, como las de Florida y el Caribe.

Ortiga de mar negra

Black Sea Nettle swimming in blue water

A pesar de su nombre, la ortiga de mar negra (Chrysaora achlyos) es en realidad de color rojo, como muchos otros habitantes de las profundidades marinas. Su intenso color le permite mezclarse con el agua oscura. Se encuentra en las profundidades del Pacífico frente al sur de California y es un gigante entre las medusas. Su campana puede alcanzar los tres pies de diámetro, sus brazos los 20 pies de largo y sus tentáculos urticantes los 25 pies de largo. Como no se encuentran a menudo en la naturaleza y son difíciles de criar en cautividad, las ortigas de mar negras siguen siendo relativamente desconocidas.

Medusa huevo frito

Characteristic yellow coloration of a fried egg jellyfish

Es obvio de dónde sacó su nombre la medusa huevo frito (Cotylorhiza tuberculata). Su campana amarilla está rodeada por un anillo más claro, que a menudo se asemeja a una yema de huevo. Los brazos bucales de la medusa huevo frito (también llamada medusa mediterránea) están truncados, y hay salientes más largos con extremos en forma de disco, lo que le da el aspecto de una cúpula salpicada de guijarros morados y blancos. Esta especie sólo sobrevive unos seis meses, desde el verano hasta el invierno, muriendo cuando el agua se enfría.

Medusa melena de león

Lion's mane jellyfish swimming along a rocky surface

La medusa melena de león (Cyanea capillata) es la mayor especie de medusa conocida, capaz de crecer hasta 1,80 m de largo. La longitud media es de un pie y medio, dice Oceana. Su «melena» está formada por cientos (a veces más de mil) de tentáculos divididos en ocho grupos. Vive en las aguas boreales del Ártico, el norte del Atlántico y el norte del Pacífico, y a veces se la llama medusa roja del Ártico o medusa de pelo.

Medusa Atolla

Underside of an Atolla jelly with long, thin tentacles

La medusa Atolla (Coronate medusa) está ampliamente distribuida por todo el mundo. Como muchos otros habitantes de las profundidades marinas, tiene capacidades bioluminiscentes, pero no utiliza su bioluminiscencia para atraer a sus presas como el resto. En cambio, brilla para disuadir a los depredadores.

Cuando una medusa Atolla es atacada, crea una serie de destellos que atraen a más depredadores, con la esperanza de que estén más interesados en el atacante original que en la propia medusa. Por ello, la especie también ha recibido el nombre de medusa de alarma.

Narcomedusae

Glowing Narcomedusae swimming in black water

La Narcomedusae -que sólo se conoce por su nombre científico, a veces abreviado como «narcos»- es una especie de medusa de aspecto bastante inusual que puede tener la friolera de una docena o más de bolsas estomacales. Para mantenerlas llenas, nadará mientras mantiene sus largos tentáculos llenos de veneno delante de ella. Los científicos creen que esto les ayuda a emboscar a sus presas con mayor eficacia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad