destrucción de empleo

Destrucción de empleo en España y el mundo por el cambio climático

Los últimos datos pronostican que alrededor de 80 millones de personas perderán su trabajo en 2030 debido al calentamiento del planeta. Uno de los motivos de la destrucción de empleo en España, y por supuesto en todo el mundo, es que a las consecuencias ambientales del cambio climático hay que sumarle el impacto de la subida de las temperaturas en el cuerpo humano y, por lo tanto, sus consecuencias.

Y no solo esto, los especialistas de Naciones Unidas auguran que con el calentamiento de la tierra se avecinan huracanes más virulentos, inundaciones más frecuentes por la subida del nivel del mar y la impredictibilidad de las lluvias, sequías, desertificación, pérdida de biodiversidad. Todo esto afectará de forma negativa a la economía española y mundial.

Efectos del cambio climático en la salud laboral

  • Enfermedades raras o tropicales que asciendan al hemisferio norte, cada vez lo vemos mas en las comunidades autónomas del sur de España
  • Conflictos internacionales por la escasez de recursos como agua o terreno fértil
  • Costes asociados al empeoramiento de la agricultura
  • Riesgos de salud por las olas de calor más severas en determinados meses del año.
  • Mayor vulnerabilidad de la seguridad alimentaria.

Por si fuera poco, ahora los expertos también vaticinan una bajada en la productividad laboral, con la consecuente afección sobre el empleo.

Si no se revierte este aumento de temperatura el efecto final será el aumento del estrés térmico, según un nuevo estudio realizado por la Organización Mundial del Trabajo (OIT). ¿Y qué es el estrés térmico? la carga de calor que recibe y acumula el cuerpo humano como consecuencia de las condiciones ambientales. Si las temperaturas aumentan por encima de los 35ºC, el cuerpo sufre una degradación fisiológica. Por lo tanto puede comportar, aparte de una degradación de la salud, un alto riesgo laboral, sobre todo en aquellos trabajos que requieren de una sostenida exposición al sol, como pueden ser la agricultura o la construcción. Esto repercutirá en las bajas laborales y el descenso de afiliación a la seguridad social.

Efectos del cambio climático en el empleo mundial

Por ello, según la OIT este aumento de las temperaturas podría llegar a afectar no solo a las políticas económicas sino a la productividad de las personas, sobre todo de los países más pobres. Según sus cálculos, se perderá el 2,2% de horas de trabajo en el mercado laboral de todo el mundo, lo que conllevaría unas pérdidas económicas de 2,4 trillones de dólares.

Los investigadores que han participado en el estudio reconocen que el cálculo es bastante conservador.

Se estima que no se rebasará el 1,5ºC acordado en el Acuerdo de París, algo que, como ya ha alertado la comunidad científica (en el último informe del IPCC), es bastante poco probable que ocurra a estas alturas de calentamiento.

Sectores laborales dónde se perderá más empleo

Los sectores más afectados por esta previsión serán el agrícola y la industria de la construcción. El primero sería sin duda el más dañado ya que cuenta con 940 millones de trabajadores en todo el mundo. La OIT asegura que el 60% de las horas perdidas en 2030 podrán pertenecer a la agronomía, mientras que la construcción absorberá un 19% de esas horas perdidas.

Otros sectores en riesgo son el transporte, el turismo y los deportes, la recogida de basuras, el servicio de emergencias, etc.

Países más afectados por el desempleo causado por el cambio climático

Geográficamente el mayor impacto se lo llevarían Asia meridional, que perdería 43 millones de empleos y África occidental, con 9 millones de empleos perdidos. Entre las dos se produciría la merma de casi el 5% de las horas en el año 2030.

Las consecuencias no serán solo laborales, si no que puede causar un aumento significativo de la migración. Este estrés térmico afectará sobre todo a mujeres que son las que porcentualmente trabajan más en la agricultura de subsistencia y a hombres que son mayoría en el sector de la construcción. Todas estas personas, al verse incapacitadas para seguir desarrollando sus trabajos, abandonarán las zonas rurales en busca de un futuro más próspero.

El riesgo del empleo en Europa

El continente europeo no está tan amenazado por la subida de las temperaturas como por fenómenos puntuales que previsiblemente serán cada vez más comunes, como las sequías u olas de calor. Estos tienen un elevado impacto social, económico y medioambiental, y ponen en riesgo la vida de miles de personas de avanzada edad, la destrucción de grandes extensiones de bosques por fuegos descontrolados o el corte del suministro eléctrico por subidas de tensión. Aun así, los trabajadores del sur de Europa son los que más podrían sufrir de estrés térmico por el aumento de las temperaturas.

El informe advierte de la necesidad de formular y aplicar políticas nacionales para prevenir y proteger a los trabajadores de estos riesgos. En concreto, la OIT plantea medidas como el fomento de infraestructuras adecuadas para desarrollar sistemas de alerta temprana para hacer frente a los peligros derivados del calor. Así, los trabajadores podrán seguir desarrollando sus labores de forma segura aun en situaciones de altas temperaturas. Por otra parte, el diálogo entre empleado y empleador puede ser crucial a la hora de alcanzar un consenso sobre los métodos de trabajo más adecuados tanto en exterior como en interior:

  • El tipo de vestimenta
  • La adaptación de las horas de trabajo según la época del año
  • El establecimiento de lugares situados en zonas de sombra
  • La realización de recesos en el trabajo
No Comments