10 Datos Interesantes Sobre los Coyotes

Los coyotes son perros salvajes de tamaño medio, que antes sólo se encontraban en las regiones áridas de Norteamérica. Hoy, 16 subespecies de coyotes se extienden por todo el continente. A menudo se les confunde con perros, y llegan a pesar entre 15 y 46 libras. Una buena forma de diferenciarlos es observar la cola; un coyote mantiene su tupida cola hacia abajo, incluso cuando corre. Los perros enroscan la cola cuando corren.

Todo el mundo conoce a Wile E. Coyote y su interminable persecución del correcaminos. ¿Pero cuánta gente sabe mucho sobre los coyotes de verdad? He aquí 10 cosas que quizá no hayas oído sobre esta especie de cánido inteligente e increíblemente adaptable.

Los coyotes son un gran control de plagas

coyote hunting meadow voles by leaping in air

El coyote es un experto cazador de roedores y conejos, lo que lo convierte en una especie útil para el control de plagas. Aunque los coyotes tienen una pésima reputación entre los ganaderos, una gestión inteligente y no letal de los coyotes puede ser muy beneficiosa, ya que los conejos son el principal competidor de las vacas por el pasto. Cuando los ganaderos comparten sus tierras con coyotes -que no tienen interés en el ganado, idealmente-, estos perros pueden mantener a raya las poblaciones de ratones, topillos, marmotas, perritos de las praderas y topos. Los coyotes dan saltos increíbles de hasta 4 metros en busca de sus presas.

Han ampliado su área de distribución gracias a los humanos

El coyote sólo se encontraba antes en la zona del suroeste y las llanuras de Norteamérica. Pero a medida que los europeos se desplazaron hacia el oeste -extirpando a los grandes depredadores, como los lobos, pumas y osos, que mantenían a los coyotes a raya, y talando los bosques para convertirlos en tierras de cultivo similares a las praderas-, el coyote se trasladó a un nuevo territorio. Ahora la especie se ha extendido a casi todos los rincones de Norteamérica y a Centroamérica. Los coyotes no se limitan a las zonas rurales. También se han convertido en residentes de casi todas las zonas urbanas del continente.

Los coyotes del este son en parte lobos

El coyote oriental es más grande que el coyote occidental y tiene rasgos ligeramente más parecidos a los del lobo. ¿Por qué? Recientes análisis de ADN han demostrado que, a medida que el coyote occidental se extendió hacia el este, se hibridó con los lobos orientales (con un poco de ADN de perro doméstico mezclado). Por eso al coyote oriental se le suele llamar coywolf. Esta nueva variación del coyote podría ser reconocida por los científicos como una nueva subespecie, o una nueva especie, en el futuro.

Son omnívoros

Los coyotes no se limitan a los roedores y las aves como presa. Son omnívoros que se dan un buen festín de bayas maduras, verduras, fruta caída y otras cosas saludables. Si te interesa mantener a los coyotes fuera de tu jardín, es importante eliminar todas las fuentes de comida y agua, incluida la limpieza alrededor de los árboles frutales y de frutos secos, las parras de bayas, los huertos, debajo del comedero de pájaros y cualquier otra cosa que pueda considerarse comida. Y esto no hace falta decirlo: Pon una tapa en el cubo de compostaje y no dejes nunca comida para mascotas en el exterior.

Se aparean de por vida

Los coyotes se aparean de por vida y son monógamos. En un estudio realizado en 2012 sobre 18 camadas de coyotes, los investigadores descubrieron que, una vez que encuentran pareja, la pareja de coyotes se queda para siempre. Esto sigue siendo cierto independientemente del número de otras parejas potenciales en la zona. Si el macho muere, es probable que la hembra coyote abandone la zona inmediatamente o poco después de que las crías sean independientes.

Son rápidos

Los coyotes suelen deambular a la velocidad de un perro normal. Sin embargo, pueden alcanzar velocidades de 35 a 43 mph cuando persiguen a una presa o huyen del peligro. Esto les hace ser el doble de rápidos que un correcaminos y una velocidad similar a la de un galgo de carreras. Caminan y corren de puntillas para reducir el ruido que hacen al desplazarse.

Hacen 11 ruidos diferentes

Coyote (Canis Latrans) Howling From High Point On Red Sandstone

Los coyotes son, con diferencia, los mamíferos salvajes más ruidosos de Norteamérica. Los investigadores han identificado 11 vocalizaciones diferentes: gruñido, resoplido, guau, ladrido, aullido de ladrido, aullido de grupo, gemido, aullido de grupo, canciones de saludo, aullidos. Utilizan estas vocalizaciones para comunicarse con los demás miembros de su grupo familiar o manada y para comunicar el territorio a los animales de fuera de la manada. Una pareja de coyotes puede sonar fácilmente como un grupo más grande debido a la variedad de vocalizaciones.

Se adaptan bien a la vida en la ciudad

coyote standing in a parking lot

Los coyotes suelen habitar delante de las narices de los humanos en los suburbios y las ciudades. Todas las grandes ciudades de Estados Unidos tienen una población de coyotes. Los investigadores están descubriendo que los coyotes urbanos tienen un comportamiento diferente al de los coyotes suburbanos y rurales. Son menos tímidos y más propensos a comer gatos y comida hecha por el hombre que sus primos rurales. También comen frutos ornamentales y semillas de especies no autóctonas plantadas por el hombre, como higos, palmeras y uvas. Por desgracia, la pérdida de timidez ante las personas está directamente relacionada con el refuerzo positivo que los coyotes reciben de los humanos.

Crían juntos

Los coyotes crían a sus crías en pareja o dentro de una manada mayor. Las camadas de cachorros pueden ser desde una sola cría hasta 19. El tamaño de la camada depende de la comida y otros recursos de que dispongan los coyotes. Los coyotes adultos inician a las crías destetadas con comida regurgitada, que ambos padres proporcionan a las crías. Los padres son muy protectores de las crías y las trasladan a nuevas guaridas si consideran que la original no es segura. Las crías suelen permanecer con los padres durante los primeros seis a nueve meses, y las hembras pueden permanecer con su grupo familiar original de por vida.

A veces son peligrosos

A domestic dog and wild coyote on snow covered landscape

Los coyotes suelen ser animales tímidos y evitan a los humanos. Dicho esto, los humanos pueden invitar involuntariamente a encuentros peligrosos con estos depredadores si intentan alimentarlos o acorralarlos. También se han producido lesiones graves y muertes cuando los humanos han intentado salvar a sus gatos y perros pequeños del ataque de los coyotes. Los cánidos salvajes a veces se enzarzan en peleas con perros domésticos de su tamaño, a menudo causando lesiones y a veces la muerte. Evita crear esas situaciones llevando a los perros con correa, manteniendo a los gatos dentro de casa, alimentando a las mascotas en el interior, haciendo ruido cuando te encuentres con coyotes y denunciando a los coyotes agresivos.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad