El gel de aloe vera podría ser tu nueva crema hidratante favorita

Es bueno para mucho más que para tratar las quemaduras solares.

Si buscas una crema hidratante ligera para usar durante los secos meses de invierno, considera la posibilidad de usar gel de aloe vera. Este producto de origen natural se obtiene de los tallos de las plantas de aloe vera, que rezuman una savia espesa y transparente cuando se cortan. Este líquido es mayoritariamente agua (99,5 por ciento), pero el 0,5 por ciento restante es una combinación de mucopolisacáridos, colina y salicilato de colina.

Beneficios

Aloe vera en un plato y un tarro de cristal azul antiguo al lado

Estas sustancias benefician a la piel de varias maneras. Los mucopolisacáridos crean una fina película protectora sobre la piel que protege las terminaciones nerviosas. El salicilato de colina es un antiinflamatorio que alivia la piel. Lo más habitual es que se utilicen para tratar las quemaduras solares, pero los expertos dicen que son eficaces para reducir las arrugas y el envejecimiento prematuro, para proporcionar hidratación a la piel seca o irritada y para tratar afecciones cutáneas como la psoriasis, el eczema, el acné o el exceso de grasa.

El aloe vera tiene buena reputación para mejorar el acné y limpiar los poros obstruidos. Una mujer, Nicole Hansalik, que ha luchado durante años con una piel gravemente inflamada en la cara, dijo que cambiar al aloe vera supuso una gran diferencia. Escribió,

«Por muy difícil que fuera, dejé de usar todas mis cremas hidratantes y sueros de lujo, los que siempre se promocionan como no comedogénicos, es decir, que no obstruyen los poros. Era difícil creer que el gel de aloe vera era la única hidratación que necesitaba mi piel, pero resulta que sí lo es. No he notado ninguna mancha de sequedad en la piel, ni siquiera una tirantez duradera. Después de lavarme la cara y echarme un poco de gel de aloe vera, siento la piel limpia y, lo que es más importante, ligera. No está seca ni tirante en absoluto».

Puede que tengas un bote por ahí de cuando tuviste una fuerte quemadura solar el verano pasado, pero no es necesariamente lo que hay que usar. Algunos geles de aloe vera tienen muchos más ingredientes añadidos que el propio aloe vera, muchos de los cuales podrían ser sustancias químicas irritantes, por lo que deberás comprobar cuidadosamente la lista de ingredientes. Evita las fragancias, los conservantes a base de parabenos y el alcohol, que pueden agravar la sequedad. Busca productos que tengan una alta calificación en la base de datos Skin Deep del EWG, como el Gel de Aloe Vera Ecológico Aromatics 95% o el Gel de Aloe Vera Badger sin perfume.

Haz tu propio gel

Una mujer cortando hojas de aloe vera en una tabla de cortar de madera

Otra gran opción es hacer tu propia crema hidratante o mascarilla facial a base de aloe. Empieza por recoger el gel directamente de una planta.

– Lava y limpia bien una hoja de aloe vera recién cortada.

– Parte la hoja verticalmente con un cuchillo afilado

– Raspa el gel translúcido del centro de la hoja con cuidado.

– Guárdalo inmediatamente en un frasco cerrado para evitar la oxidación.

Haz tu propia mascarilla facial

Recortes de aloe vera sobre una tabla de madera

Si no puedes hacer esto, compra el aloe vera de mejor calidad que puedas encontrar. Utiliza este gel directamente en tu rostro o combínalo con cualquiera de los siguientes ingredientes para conseguir un gran tratamiento facial natural:

Pepino rallado exprimido a través de un colador para crear un zumo. Mézclalo con gel de aloe vera, aplícalo en la cara y déjalo durante 1 hora. Aclarar.

– Zumo de 1 limón, mezclado con gel de aloe vera, aplicado en la cara y dejado durante 30 minutos antes de aclarar.

– Yogur mezclado a partes iguales con gel de aloe vera. Contiene ácido láctico, que es bueno para eliminar las impurezas, limpiar los poros y deshacerse de la piel muerta. Aplícalo en la cara durante 30 minutos y luego aclara.

– Miel, mezclada a partes iguales con gel de aloe vera. Déjala en la cara durante 30 minutos.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad