denuncias medio ambiente

Denunciar conductas contra el medio ambiente: Un nuevo paso para protegerlo

Desafortunadamente, no todo el mundo entiende la necesidad de cuidar el medio ambiente, o al menos no en los mismos términos. Hay acciones que contaminan, y personas que, deliberadamente, desobedecen las recomendaciones que los expertos nos indican para mantener los ecosistemas en un estado óptimo.

Afortunadamente, son cada vez más los que sí tienen en cuenta el peso de sus acciones sobre el entorno natural, y que se suman a denunciar estas malas prácticas y a combatir la pérdida de biodiversidad o el cambio climático.

Ahora hay incluso una plataforma diseñada para realizar denuncias relacionadas con el medio ambiente. La ha creado la organización SEO/BirdLife, que se centra en la protección de las aves, pero también se ocupa de otras áreas de conservación, como la lucha contra el littering o basuraleza a través del proyecto LIBERA (una iniciativa desarrollada en colaboración con Ecoembes).

Mediante un nuevo formulario web, cualquiera puede alertar de estas infracciones que amenazan nuestro capital ambiental. ¿Y a quién se notifica? A los agentes forestales y de medio ambiente de la comunidad autónoma correspondiente, así como al SEPRONA, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Portal para denunciar comportamientos incívicos contra el medio ambiente

El portal, lanzado en el mes de junio, supone un paso más en la protección del medio ambiente. Al final, viene a resaltar que si todos somos “guardianes de la naturaleza” —como se llama el proyecto europeo LIFE en que se enmarca este portal de denuncia— podemos remar un poco más fuerte y llegar más lejos en la carrera contra la crisis ecológica.

Una de las agresiones que se pueden denunciar es, por ejemplo, la electrocución de avifauna. Según SEO/BirdLife, otras actuaciones que perjudican el entorno y contravienen la legislación incluyen un mal uso de productos químicos o sustancias biológicas que perjudican la salud de los ecosistemas, el vertido o depósito ilegal de residuos, la destrucción, muerte, deterioro, recolección, comercio o intercambio no autorizados de especies de flora y fauna protegida, la perturbación, muerte, captura y retención intencionada de especies de aves en las épocas de reproducción y crianza; la destrucción o deterioro de hábitats y de espacios naturales protegidos o la posesión, transporte, tráfico o comercio no autorizado de especies Exóticas Invasoras o su liberación en el medio natural.

Pero para frenar la degradación ambiental con eficacia también hay que hacer un seguimiento de esas denuncias, y comprobar que cada caso llega a los órganos competentes, que se estudian y se emiten resoluciones o se indican actuaciones al respecto.

La importancia de señalar las malas prácticas

También Ecoembes ha impulsado varias campañas de corresponsabilidad ciudadana en las que se resalta la labor común de proteger el medio ambiente y hacerle saber a una persona que está incumpliendo su deber como ciudadano. Por ejemplo, la campaña de “#SeTeHaCaído”, incluida en el proyecto LIBERA, iba en este sentido. La idea era llamar la atención de quienes arrojaban sus residuos al suelo, bien porque no acertaban en la papelera o contenedor adecuado o bien porque no les interesaba caminar unos metros más con el residuo en la mano hasta encontrar el lugar donde depositarlo.

El efecto final al que aspiraba era sensibilizar a la población sobre las consecuencias del littering, ya que las más de las veces no somos conscientes de dónde acabará esa lata que tiramos indebidamente al suelo. Un dato relevante que pone de manifiesto la necesidad de gestionar bien nuestros desechos es que la mayor parte (cerca de un 80%) de los residuos que encontramos en entornos marinos provienen de la tierra. Por eso es tan importante no arrojar basura al suelo, y mucho menos en entornos naturales.

El proyecto LIBERA también organiza desde 2017 batidas de retirada y caracterización de residuos. Son las salidas llamadas “1m2 por la naturaleza”, que Ecoembes y SEO/BirdLife organizan en todo tipo de enclaves: valles, playas, bosques, campos, ríos y embalses, etcétera. Es una iniciativa centrada sobre todo en la prevención a través de la ciencia colectiva, que moviliza a la ciudadanía para recuperar los objetos tirados en la naturaleza y clasificarlos para estudiar su procedencia y así dirigir campañas de concienciación sobre la necesidad de evitar generar esos residuos o por lo menos desecharlos adecuadamente, pensando en su recuperación y reciclaje.

No Comments