blockchain

El blockchain (cadena de bloques), un aliado para la sostenibilidad

Una de las grandes innovaciones estrella de la llamada cuarta revolución industrial y un potencial aliado de la transición ecológica es el blockchain, la cadena de bloques o grupos de transacciones entre usuarios. Simplificando mucho la definición, porque es un concepto muy complejo y a menudo difícil de definir, podríamos decir que el blockchain es una tecnología que registra intercambios de información (financiera o no) sin la necesidad de que haya un intermediario que valide los datos. En palabras del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), es un “sistema de contabilidad electrónica descentralizado que registra cualquier transacción —fondos, bienes, propiedad o votos— a través de una red de pares. Los datos se almacenan de forma inmutable en una lista de registros interconectados que se encuentra en continua expansión”.

Una de las ventajas del blockchain es la transparencia que otorga a cualquier proceso, además de favorecer el intercambio seguro de la información y optimizar la reducción de costes.

Por eso vemos cada vez más ejemplos de esta tecnología aplicada a la gestión ambiental. En su informe “Blockchain, transparencia para el desarrollo sostenible”, el IEEE defiende el papel que puede jugar esta tecnología en la resolución de problemas ambientales como la crisis climática o la pérdida de biodiversidad. Por ejemplo, los especialistas arguyen que este sistema puede ser clave para acabar con la denominada pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, que deriva en que dos tercios de las reservas pesqueras estén sobreexplotadas, según la FAO.

“La tecnología de la cadena de bloques podría hacer un seguimiento de esas especies, proporcionando una información transparente sobre su origen. Asimismo, los smart contracts podrían respaldar nuevos acuerdos que otorguen derechos de recursos específicos a comunidades o pescadores”, recalcan los expertos del IEEE.

Economía circular

En España, un proyecto de sostenibilidad reciente que emplea la tecnología de blockchain es Circular Chain, una iniciativa que preparan conjuntamente Ecoembes, la entidad sin ánimo de lucro encargada del cuidado del medio ambiente a través de la gestión de residuos de envases en España, y Minsait, la compañía de Indra especializada en consultoría de transformación digital y en las TIC.

Ambas empresas trabajan en el desarrollo de este ecosistema de colaboración con el que pretenden crear la plataforma blockchain de la economía circular en España. “Esta red de registros distribuidos permitirá contribuir a que las administraciones públicas, las entidades locales, los operadores, los recicladores y otras organizaciones puedan compartir de forma segura y controlar todos los datos del sistema y acelerar todas las transacciones vinculadas al proceso de selección de residuos”, argumentan los impulsores de CircularChain.

Desde que el proyecto está en marcha, ha tenido resultados positivos sobre todo a la hora seguir el movimiento de los residuos de envases en tiempo real. La trazabilidad del material es muy importante para la gestión de residuos, sobre todo cuando se trata de un sistema tan complejo en el que hay involucrados tantos actores. El sistema registra de manera inteligente “centenares de transacciones diarias asociadas a la retirada de material en más de 90 plantas de selección y al traslado hasta más de 70 recicladores a lo largo de toda la geografía española”, alega el comunicado facilitado por Ecoembes y Minsait. “Las cifras del pasado mes de noviembre suman más de 3.700 retiradas y en torno a 14.500 transacciones, que han quedado registradas en la plataforma blockchain”, señalan desde ambas compañías.

La descentralización de la información es uno de los grandes fuertes del blockchain. Como elimina la necesidad de un sistema central, una plataforma de economía circular apoyada en la tecnología de blockchain se ahorraría los costes globales de desarrollo y mantenimiento de la infraestructura, que son repartidos entre los participantes, defienden.

No Comments