8 Consejos para el cuidado sostenible del cabello

Si quieres que tu rutina de belleza sea más ecológica, tu rutina de cuidado del cabello es un lugar fácil para empezar. Los productos para la ducha y el peinado están repletos de sustancias químicas que llegan a los arroyos y ríos y alteran ecosistemas enteros. En la base de datos cosmética Skin Deep del Grupo de Trabajo Medioambiental, el 86% de los 2.388 productos de champú evaluados contenían ingredientes que la organización consideraba entre moderadamente y altamente peligrosos. Además, la propia multinacional de la belleza Johnson and Johnson ha declarado que 552 millones de botellas de champú vacías acaban en los vertederos estadounidenses cada año.

Lavar, acondicionar, aclarar y peinar el cabello es un proceso que consume muchos recursos y energía y que, por lo general, puede reducirse, ya sea modificando tu rutina o tus elecciones de consumo. No sólo será mejor para el medio ambiente, sino que también ganarás un tiempo valioso en tu día.

Aquí tienes ocho formas de hacer más sostenible tu rutina de cuidado del cabello.

Lávate el pelo con menos frecuencia

vista trasera de una persona lavándose el pelo con espuma en la ducha

Discutiblemente, la forma más fácil de ahorrar tiempo, agua, productos y energía es simplemente lavarse el pelo con menos frecuencia. A.O. Smith Corporation, uno de los principales fabricantes de calentadores de agua de EE.UU., calcula que el lavado medio del pelo (en un salón de belleza, al menos) utiliza 16 galones de agua.

Pasar días entre lavados puede ser un ajuste difícil para las personas condicionadas (¿entiendes?) a enjabonarse a diario. Sin embargo, con el tiempo, el cabello se acostumbra -e incluso se beneficia- de un lavado frecuente. El lavado excesivo despoja a los tallos del cabello de sus aceites habituales y desencadena una producción extra de aceite para compensar. El resultado es un ciclo que se autoperpetúa y que, de hecho, hace que el pelo sea más graso cuanto más lo laves.

Dúchate con más calma

la mano se extiende para bajar la temperatura del agua en la ducha

El calentamiento del agua representa el 18% de la factura de servicios del estadounidense medio, según el Departamento de Energía. Esto lo convierte en el segundo mayor devorador de energía de los hogares.

Ducharse con agua fría ahorra energía, conserva el agua (porque es menos probable que pierdas el tiempo en una ducha fría) y hace que el pelo esté más sano. Verás que la falta de calor mejora la textura de tu pelo y reduce el encrespamiento.

Lleva esto un paso más allá y cierra el agua por completo cuando te laves con el champú.

Elige productos naturales

una persona exprime aceite en las puntas del pelo desde una botella de cristal marrón

Algunas de las sustancias químicas de los champús que figuran en la base de datos Skin Deep del EWG son las fragancias artificiales (a menudo derivadas del petróleo), los parabenos y el octinoxato (sustancia química que filtra los rayos UV y que se sabe que altera las hormonas tanto en animales como en humanos). Es importante elegir productos capilares ecológicos que no contengan estas toxinas nocivas.

Escoge los que tengan listas de ingredientes breves y legibles, verificados por el EWG, certificados como no tóxicos por MADE SAFE, orgánicos y libres de crueldad con la certificación Leaping Bunny. Tu pelo te agradecerá la desintoxicación química.

No te pases con las herramientas calientes

Peluquera usando la plancha para rizar el pelo de la clienta

Además de la energía que se necesita para lavarte el pelo con agua caliente, peinarlo con secadores, planchas, rizadores y demás consume la misma energía. Por ejemplo, 15 minutos de uso de un secador de pelo estándar consumen unos 0,4 kilovatios-hora de electricidad. Además, el pelo odia las herramientas calientes.

El calor puede causar y agravar las puntas abiertas y provocar sequedad y daños graves con el tiempo. ¿Por qué no adoptar un aspecto más natural utilizando sólo un poco de aceite de coco o de argán para combatir el encrespamiento?

Prepara un champú de vinagre de manzana

Tarros de cristal de vinagre de sidra de manzana rodeados de manzanas crudas

El vinagre de sidra de manzana es un gran sustituto natural, biodegradable y sostenible del champú. Es rico en vitaminas saludables para el cabello, como la C y la B, y contiene el exfoliante natural ácido alfa-hidróxido, que puede ayudar a eliminar la grasa y la acumulación del cuero cabelludo. Utiliza el vinagre para equilibrar los niveles de pH del cuero cabelludo y tratar la sequedad, los picores y la caspa.

Prepara un champú de vinagre de manzana combinando partes iguales de vinagre y agua. Utiliza esta solución en lugar de tu champú habitual un par de veces a la semana o más si tu pelo es especialmente graso.

Opta por el cuidado del cabello con cero residuos

Barras y botella de producto reutilizable con luz de té parpadeante

Pon tu granito de arena para evitar que todos esos cientos de millones de botellas de champú vacías acaben en los vertederos, pasando a una rutina de cuidado del cabello sin residuos o con bajos residuos. La forma más fácil de hacerlo es sustituir el champú y el acondicionador embotellados por barras. Algunas empresas también ofrecen botellas rellenables.

Como mínimo, deshazte de tus botellas de plástico de forma adecuada mediante el reciclaje en la acera o los programas especiales de recogida.

No uses agua

Cuenco de madera y cuchara llena de polvo en un plato rosa

Los champús en polvo son cada vez más frecuentes y alabados por la comunidad de la belleza ecológica. Esencialmente, los polvos son extremadamente potentes y requieren que los diluyas tú mismo. Esto ayuda al planeta conservando el agua y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el transporte debido a su bajo peso.

A menudo, el agua (etiquetada a veces como «aqua» o «eau») es el primer ingrediente que aparece en la parte posterior de un bote de champú. En realidad, este ingrediente no hace más que aumentar el volumen de los ingredientes activos.

Elige el bambú antes que el plástico

Una persona se cepilla el pelo mojado con un cepillo de madera

Las herramientas de peinado convencionales están hechas de un tipo de plástico muy resistente que es casi imposible de reciclar y puede tardar cientos de años en descomponerse en un vertedero. Algunos están hechos de madera, pero el bambú es quizás el material más sostenible para los cepillos, peines y similares. El bambú es la planta de crecimiento más rápido de la tierra y requiere menos agua que los árboles.

El único problema es que el material puede proceder de fuentes dudosas. Intenta encontrar bambú con certificación del Consejo de Administración Forestal.

Las 8 mejores barras de champú de 2022

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad