Abejas en peligro: Una línea de tiempo

En 2005 comenzó un dramático descenso de las poblaciones de abejas, y una serie de factores siguen creando problemas a este polinizador clave hasta el día de hoy. He aquí una historia del problema.

2005

Las poblaciones de abejas ya estaban en declive antes de 1997, pero en 2005 un fuerte descenso empezó a hacer saltar las alarmas entre los ecologistas y los trabajadores agrícolas que dependen de las abejas para polinizar cultivos como los almendros y los frutales. Esto desencadenó un «pánico a los polinizadores» que llevó a importar abejas a EE.UU. desde Nueva Zelanda por primera vez en 50 años.

2007

Las poblaciones de abejas siguieron disminuyendo, y algunos apiarios informaron de pérdidas de entre el 30 y el 70 por ciento en distintas regiones de EE.UU. El fenómeno llegó a conocerse como trastorno de colapso de las colonias y se debatieron varias causas potenciales. Los pesticidas fueron el principal sospechoso desde el principio, pero también se habló de los virus, los ácaros invasores, los hongos, las señales de los teléfonos móviles y el cambio climático como posibles factores.

Los apicultores del Reino Unido y de Europa también informaron de pérdidas significativas en sus colonias.

2008

La investigación sobre las causas del trastorno de colapso de las colonias sigue centrándose en los pesticidas, aunque quedan muchos interrogantes. El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales presenta una demanda contra la Agencia de Protección Medioambiental por información no publicada sobre un pesticida fabricado por Bayer CropScience. La demanda condujo finalmente a la publicación de los documentos desaparecidos del Registro Federal.

2009

Debido a la importancia de las abejas en la cadena alimentaria humana, las campañas para «salvar a las abejas» cobran impulso. En el Reino Unido, se lanzó la campaña «Plan Bee» (Plan Abeja) para exigir la actuación del gobierno, incluyendo dinero para investigar el trastorno de colapso de las colonias. Como parte de la campaña, The Co-operative, la mayor cadena de supermercados cooperativos del país, prohíbe el uso de pesticidas basados en neonicotinoides que se venden en las tiendas.

Otra campaña lanzada por Haagen-Dazs y ExperienceProject.com utilizó las redes sociales para promover la concienciación sobre el problema.

Francia, Alemania e Italia suspenden el uso de neonicotinoides como «medida de precaución».

cartel pro abeja

Flickr/CC BY 2.0

2011

El Reino Unido informó de otro mal invierno para las poblaciones de abejas, con pérdidas de hasta el 17% en algunas partes del país.

El trabajo realizado por Jeff Pettis en el Departamento de Agricultura de EE.UU. descubrió que las abejas a menudo intentan sellar las celdas de sus panales antes de que las colmenas mueran. Pettis sugirió que este mecanismo de defensa es un esfuerzo para proteger a la colmena de los contaminantes, pero no se estableció una relación directa entre los pesticidas y este proceso de enterramiento.

La investigación sugirió que muchas de las causas hipotéticas del colapso de las colonias pueden actuar conjuntamente, en lugar de un único factor. La profesora May Barenbaum advirtió contra cualquier argumento único y simplista sobre la causa del declive de la población de abejas.

2012

Se publicaron investigaciones que relacionan los pesticidas neonicotinoides y el colapso de las colonias. Un estudio demostró una relación entre las semillas tratadas con pesticidas y la muerte de las abejas, otro trabajo demostró que la prohibición de los neonicotinoides en Italia provocó menos muertes de abejas. Se siguieron estudiando otras causas de la muerte de las abejas como factores contribuyentes, como los virus y los ácaros que destruyen las colmenas. Un estudio descubrió que los pesticidas hacen a las abejas más vulnerables a los virus. Sin embargo, los fabricantes de plaguicidas se opusieron a los resultados, y Bayer CropScience creó «centros de cuidado de las abejas» para promover su propia investigación.

Tanto en Europa como en EE.UU., los activistas han buscado medidas reguladoras que prohíban los pesticidas y fomenten las poblaciones de abejas. Una petición promovida por AVAAZ para la prohibición mundial de los pesticidas neonicotinoides consiguió 1,2 millones de firmas. La campaña sigue hoy en día, y ha reunido más de 2,5 millones de firmas.

En el Reino Unido, los ecologistas no consiguen la prohibición de los pesticidas neonicotinoides y acusan al Parlamento de hacer la vista gorda ante el problema. En Estados Unidos, la Agencia de Protección del Medio Ambiente ha iniciado un proceso de revisión de los neonicotinoides y varios otros pesticidas, pero los resultados de dicha revisión pueden tardar varios años.

2013

Esta primavera, los ecologistas celebraron una victoria cuando la Unión Europea votó una prohibición de los pesticidas neonicotinoides durante dos años. En EE.UU., los resultados de la revisión de la EPA aún están pendientes. Mientras tanto, Bayer se esfuerza por darse una fachada pro-abeja distribuyendo semillas de flores silvestres con frascos de pesticidas.

La revista Current Opinion in Environmental Sustainability publicó un metaanálisis que demuestra que existen múltiples formas de exposición de las abejas a los pesticidas. Los autores de este estudio concluyen que se necesitan urgentemente «alternativas respetuosas con los polinizadores».

Aunque el progreso hacia la protección de las abejas frente a los pesticidas es lento, la concienciación sobre la amenaza a las abejas parece ir en aumento. En junio, miles de abejas encontradas muertas en un aparcamiento de Target se convirtieron en noticia nacional. Los resultados preliminares apuntan al uso del pesticida Safari, a base de neonicotinoides, que fue rociado en los tilos cercanos.

Hay varias formas de participar en la lucha para salvar a las abejas, incluidas las iniciativas regionales y locales.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad