Como y Cuando Plantar Camelias

Las camelias son arbustos que se caracterizan por dar unas flores preciosas. Dichas plantas no son fáciles de cultivar. Una vez establecidas, las camelias son de bajo mantenimiento, aunque pueden ser reacias a florecer.

En la naturaleza, las camelias se diversifican en más de 80 especies diferentes, pero las variedades existentes en realidad son muchas más, se cree que tantas como 20.000. Las flores pueden ser dobles, semidobles o sencillas. Los colores de las camelias suelen oscilar desde el blanco hasta los rosados y rojos intensos. Son muy raras las de color amarillo.

plantar una camelia

En este artículo podrás encontrar todo lo relacionado con como plantar una camelia, cuando plantarla, los esquejes y las semillas.

Como plantar una camelia

A continuación, te explicaré como sembrar una planta de camelia:

  1. Lo más importante para la camelia es que el suelo tenga un buen sistema de drenaje. A continuación, lo necesitas hacer es cavar un hoyo que sea bastante profundo.como plantar
  2. Coloca tierra alrededor del perímetro del hoyo que acabas de cavar.
  3. Si se planta en un suelo arcilloso denso o pobre, es beneficioso mezclar muy bien algunas materias orgánicas buenas, como el estiércol de vaca, el compost, el abono de hongos y arena.
  4. Acto seguido, agarra con firmeza la planta por su base e intenta levantar y retirar muy suavemente el cepellón del contenedor. Deposítala en el hoyo y agrega abundante tierra.
  5. Cuando hayas llenado el agujero hasta la mitad, puedes empapar la tierra con abundante agua. A continuación, rocía profundamente el área de plantación, incluyendo el cepellón.
  6. Para que la camelia se conserve mejor aplica un poco de mantillo o paja de pino alrededor de la zona de plantación con el fin de conservar la humedad y suprimir el crecimiento de malas hierbas. A medida que el mantillo se descompone añadirá nutrientes vitales al suelo que tus plantas apreciarán, lo cual es un abono natural.

En climas demasiado fríos, trata de tenerlas en maceta dentro de la casa y pueden ser trasladadas al exterior en época de verano.

Otro aspecto importante que se debe tener en cuenta para que la camelia crezca sana y sin problemas es la poda. Se trata en ir retirando la madera que se vea muerta o un tanto enferma.

El brillo y la intensidad del color de las hojas aumentan con la acidez del suelo, es conveniente agregar en forma periódica pequeñas cantidades de sulfato de fierro.

Cuando plantar una camelia

Las camelias pueden sembrarse en cualquier mes, aunque la primavera y el otoño son las épocas más comunes para las plantaciones de estos arbustos. Incluso si es invierno y no es muy fuerte también se puede cultivar sin ningún inconveniente, ya que, esta planta es muy resistente a las bajas temperaturas.

Esquejes de camelia

esquejes de cameliaLa multiplicación por medio de esquejes o hijuelos es la más usada, en el caso de la Camelia retícula es complicado, por lo que no te lo recomiendo.

Los esquejes son un método de propagación muy popular en la camelia. Según las condiciones climáticas la propagación por esquejes está muy extendida en muchas regiones, como por ejemplo la provincia de Sichuan, entre otras del norte de China, donde la mayor parte de los viveros y cultivadores de camelias lo utilizan.

También en los viveros o centros de botánica el método más   que usa es por medio de esquejes, los cuales tardarán en enraizar de 3 a 7 meses aproximadamente. Las estacas se enraízan mejor bajo humedad elevada, bien sea en una estructura cerrada o abierta.

Otras alternativas de multiplicación son por medio de acodo aéreo y por acodo simple.

Semilla de camelia

Las vainas de las semillas de camelia maduran a inicio de otoño. Para identificarlas debes saber que estas son de color marrón. Las semillas, van dentro de una cápsula a la que se le conoce como “chambre”.

semilla de cameliaCada semilla tiene un tamaño de 0,3 a 0,6 centímetros y puede variar según la especie de camelia. Los brotes pueden aparecer varios meses después de que se han plantado.

Estas semillas son muy fáciles de cultivar, lo único que se debe tener en cuenta es mantenerlas húmedas para evitar que se sequen y se dañen.

Cuando las semillas están maduras una señal es que la vaina comienza a agrietarse ligeramente y esto es una muestra de que están listas para ser recogidas.

Pon en remojo estas semilla durante 12 horas o agrieta cuidadosamente la capa dura de la vaina para ayudar a la germinación. Luego procede a plantar en un terreno con un buen sistema de drenaje y bastante musgo de turba y arena. Mantén el suelo húmedo. Las semillas suelen germinar en un mes si se plantan inmediatamente después de la cosecha. Otras semillas pueden no germinar hasta la primavera.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad