retos 2030

Retos ambientales para la década 2020-2030

Energía renovable, conservación de la biodiversidad, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, aumento en el reciclaje y reducción en la generación de residuos… Nunca el medio ambiente ha estado tan presente en las prioridades de la comunidad internacional. Los grandes retos a los que nos enfrentamos en las próximas décadas son globales y, de una forma u otra, muchos de ellos tienen que ver con la crisis ecológica. Sin ir más lejos, la emergencia sanitaria que vivimos en 2020 por la pandemia del coronavirus es un claro ejemplo de cómo la degradación ambiental puede poner el mundo patas arriba y provocar un colapso económico sin precedentes. Pero el hecho de que estos asuntos hayan saltado de los espacios marginales entre la preocupación de la sociedad a las agendas de los líderes mundiales también se debe, sencillamente, a la urgencia de atajarlos. En ello nos va la supervivencia de las condiciones de vida en el planeta tal y como lo conocemos.

Objetivos para el 2030

Ya lo rezaban los carteles de la COP25 de Chile en Madrid: el momento de actuar es ahora. Y en especial esta década. Estos son algunos de los deberes en materia ambiental que deben estar listos para 2030:

  • Objetivos de Desarrollo Sostenible, Agenda 2030 de Naciones Unidas. Es un repaso completo a las tareas pendientes que tenemos como sociedad global. Busca lograr para el final de la década, y mediante 169 metas concretas, 17 objetivos: Fin de la pobreza, Hambre cero, Salud y bienestar, Educación de calidad, Igualdad de género, Agua limpia y saneamiento; Energía asequible y no contaminante; Trabajo decente y crecimiento económico; Industria, innovación e infraestructura; Reducción de las desigualdades; Ciudades y comunidades sostenibles; Producción y consumo responsable; Acción por el Clima; Vida submarina; Vida de ecosistemas terrestres; Paz, justicia e instituciones sólidas; y Alianzas para lograr los objetivos.
  • Protección de biodiversidad. Naciones Unidas quiere proteger para 2030 al menos el 30% de la biodiversidad marina y terrestre. Así consta en el borrador del nuevo Convenio sobre la Biodiversidad Biológica planteado por la ONU a principios de este año. Se trata de revertir y frenar la degradación de los ecosistemas y el declive poblacional de especies.
  • Acción climática en Europa. Para 2030 la Unión Europea tiene que reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 40% con respecto a los niveles de 1990 y, así, avanzar hacia una economía neutra en carbono, cosa que se debería conseguir en 2050 para cumplir con sus compromisos de acción climática. Europa tiene también una década para lograr la cuota de 32% de energías renovables y para alcanzar una mejora del 32,5% en eficiencia energética.
  • Acción climática en España. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec) presentado por el gobierno de España planea recortar en más de un tercio sus emisiones de GEI para 2030 respecto a los niveles actuales. También contempla que el 74% de la energía eléctrica generada al final de esta década sea renovable, y persigue un ahorro energético del 40%.
  • Economía circular en Europa. Es uno de los ejes estratégicos del Acuerdo Verde Europeo, con el que la UE quiere reconvertir su economía para hacerla más ecológicamente sostenible y también más competitiva. El Plan de Acción de Economía Circular prevé que en 2030 la economía circular genere cerca de 700.000 nuevos puestos de trabajo y que aumente el PIB de la UE en un 0,5% adicional en esta década. Los beneficios no vendrán solos. En el camino, habrá que lograr unos objetivos en cuanto a la gestión de los residuos, por ejemplo, que no son tarea fácil. Entre las metas relacionadas con el reciclaje, la CE pide a los estados miembro que en 2030 se recicle al menos un 60% de los residuos que generamos (el 50% en el caso de los envases). También en 2030 todos los envases de plástico deberán ser reciclables según la Estrategia sobre plásticos adoptada por la CE en 2018.
  • Agricultura ecológica para 2030 en Europa. También en el marco del European Green Deal, la estrategia alimentaria “De la granja a la mesa”, aprobada en mayo de 2020, impone algunos objetivos para reducir el daño ambiental de la producción de alimentos. Por ejemplo, exige reducir al menos en un 20% el uso de fertilizantes para 2030. También para esa fecha habrá que haber recortado a la mitad el uso de pesticidas químicos y de los más dañinos. Del mismo modo se deberá rebajar la pérdida de nutrientes en un 50% “asegurando que no se deteriora la fertilidad del suelo”, puntualiza el acuerdo. Por otro lado, las ventas de antimicrobianos para animales de granja y en la acuicultura se deberán reducir en un 50% y el 25% de los cultivos en Europa en 2030 deberán ser ecológicos.

 

No Comments