¿Podría la orina humana reemplazar a los fertilizantes químicos?

Investigadores franceses creen que pueden haber encontrado una alternativa natural única a los fertilizantes químicos. Su descubrimiento reduce la contaminación ambiental y ayuda a alimentar a una población mundial en crecimiento, todo gracias a un ingrediente inesperado: la orina humana.

Los fertilizantes nitrogenados sintéticos aumentan la producción agrícola, pero si se usan en exceso, contaminan el medio ambiente. Sus precios también se están disparando, especialmente ahora con la guerra en Ucrania. Ha dejado a los científicos buscando en otros lugares una solución a esta combinación de crisis.

¿Con qué están reemplazando los científicos los fertilizantes químicos?

«Nuestra orina», dice el investigador Fabien Esculier.

Para crecer, «las plantas necesitan nutrientes, nitrógeno, fósforo y potasio», explica la ingeniera y coordinadora del programa de investigación OCAPI. Cuando comemos, ingerimos estos nutrientes antes de «excretarlos, principalmente a través de la orina».

Durante mucho tiempo, los excrementos urbanos se utilizaron en los campos agrícolas, antes de ser reemplazados por fertilizantes químicos.

Pero cuando estos nutrientes se liberan en grandes cantidades a los ríos, son una de las principales fuentes de contaminación.

Ir más allá de las ideas preconcebidas

Separar y recolectar la orina en la fuente significa repensar los inodoros, la red de recolección de aguas residuales, y superar ciertas ideas preconcebidas.

La separación de la orina de los inodoros se probó por primera vez en ecoaldeas suecas a principios de la década de 1990, luego en Suiza o Alemania. Ahora también se están realizando experimentos en Estados Unidos, Sudáfrica, Etiopía, India y México.

En Francia, están surgiendo proyectos en Dol-de-Bretagne, París, Montpellier.

AFP

La primera generación de inodoros con separador de orina se consideró poco práctica y antiestética. Sin embargo, un nuevo modelo desarrollado por la empresa suiza Laufen con Eawag ha recibido buenas críticas.

Fabien Gandossi, propietario del restaurante 211 en París, equipó su establecimiento con este nuevo modelo seco que recoge la orina.

«Tenemos comentarios bastante positivos, la gente está un poco sorprendida, pero (…) ven poca diferencia en comparación con un sistema tradicional», dice.

¿Están las personas listas para comer alimentos fertilizados con orina?

Hay diferencias de actitud entre los países donde se han probado los fertilizantes a base de orina. La tasa de aceptación es muy alta en China, Francia y Uganda, pero baja en Portugal y Jordania.

Dado que la orina normalmente no es un importante portador de enfermedades, no requiere un procesamiento pesado para su uso en la agricultura. Él Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dejarlo reposar y también es posible pasteurizarlo.

Una vez recolectada, la orina debe ser transportada a los campos. Pero el procedimiento sigue siendo costoso. Diversas técnicas permiten reducir su volumen y concentrarlo, o incluso deshidratarlo.

Hay muchos obstáculos, con los precios de la gasolina en alza y el deseo de muchos países de fortalecer su soberanía alimentaria. A pesar de esto, los investigadores creen que la orina es el futuro de los fertilizantes naturales.

Mire el video de arriba para obtener más información sobre este proyecto.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad