Hace ya casi 30 años años la ONU designó el primer lunes de octubre como Día Mundial del Hábitat. Este año, dicho lunes coincidió con el mismo 1 de octubre, en el que se reflexionó sobre la situación de las ciudades y asentamientos humanos del mundo, poniendo el foco este año en la gestión de residuos urbanos. El “mes de las urbes”, culmina con la celebración el día 31 del Día Mundial de las Ciudades. Las urbes modelan nuestra forma de vida, y las políticas locales sobre la vivienda,...

La comunidad autónoma de Euskadi, fuertemente industrializada -con sectores con tanto peso en la región como el siderúrgico o la construcción- y con una alta densidad de población, tiene actualmente unas cifras del reciclaje según Ecoembes que alcanza prácticamente las 6 millones de toneladas anuales. De media, a fecha de 2016, cada ciudadano de Euskadi generaba unos 2.695 kg de residuos cada año, si bien es cierto que buena parte de esta generación la constituye no tanto el consumo de la población local sino los sectores siderúrgicos y de construcción,...

La  contaminación atmosférica es uno  de las mayores amenazas para la salud de los ciudadanos de la Unión Europea y uno de los retos que más está costando asumir.  Este problema -al que están todavía más expuestas las personas que viven en los núcleos urbanos- ocasiona más de 400.000 muertes prematuras cada año, según calculó en 2014 la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). Además, la Comisión Europea estimó que los costes externos totales asociados a los perjuicios sobre la salud a causa de la polución del aire...

Los envases de plástico de un solo uso han ido ganando peso en la cotidianidad de nuestras vidas. Desde las bolsas de la compra (ahora, en España, con coste adicional), a las botellas de refrescos o de agua, pasando incluso por los envases de detergente para lavar la ropa… No cabe duda de que los desechos plásticos de un solo uso son un fenómeno global y una de las claves para entender este éxito es su bajo coste de producción y el hecho de que puedan ser empleados para el...

Los coches de hidrógeno, que generan su propia electricidad a partir de una pila de combustible, podrían ahorrar en 2030 la emisión de 15 millones de toneladas de CO2 anuales, según ha estimado la Asociación Española del Hidrógeno (AEH2). Estos vehículos, al moverse impulsados por la reacción entre el oxígeno atmosférico y el hidrógeno producida en unas celdas especiales que generan electricidad, emiten únicamente vapor de agua, motivo por el que cuentan con el distintivo “cero emisiones”. Así lo señalan desde la AEH2, organización formada por un grupo de empresas,...