Los desechos plásticos ahora se pueden encontrar y monitorear desde el espacio

Se ha creado una nueva herramienta de vanguardia que utiliza satélites e inteligencia artificial para mapear miles de pilas de desechos plásticos del espacio.

Global Plastic Watch puede detectar sitios de desechos plásticos tan pequeños como 5 por 5 metros, creando un mapa interactivo «vivo» de contaminación plástica casi en tiempo real. Esta herramienta gratuita y disponible públicamente ha sido desarrollada por la Fundación Minderoo, una organización australiana sin fines de lucro.

Se cree que los datos recopilados son los primeros en el mundo y brindan una visión histórica de uno de los desafíos ambientales más complejos del planeta: cómo evitar que el plástico fluya hacia nuestros océanos.

¿Cómo podemos evitar que las reservas de plástico lleguen al océano?

Hasta ahora, ha sido difícil identificar y medir de manera efectiva la contaminación plástica de una manera estandarizada, dice el Dr. Andrew Forrest, presidente y cofundador de la Fundación Minderoo.

“En general, el mundo no tiene idea de cuán peligrosos son los desechos plásticos para el medio ambiente orgánico, particularmente para los humanos”.

Todos pedazo de plastico eventualmente se convierte en un nanoplástico que puede «mutilar células» e incluso llegar al cerebro humano, dice el Dr. Forrest.

Foto AP/Achmad Ibrahim

Prevención plástico ilegal y legal las reservas de desechos entren en el océano es fundamental para limitar este daño, agrega. Ahí es donde entra Global Plastic Watch.

“Usando inteligencia artificial y datos satelitales, la Fundación Minderoo ha producido el primer mapa de acumulación de desechos plásticos”.

La mayoría de nuestros datos sobre los desechos plásticos provienen de modelos y estimaciones. Ahora nuestra comprensión se basa en datos reales que se pueden utilizar para orientar las soluciones.

El sistema de mapeo utiliza imágenes satelitales remotas de la Agencia Espacial Europea y AI para determinar el tamaño y la escala de los sitios de desechos plásticos. Un proceso similar ha sido utilizado para mapear la deforestación en los últimos años, pero esta será la primera vez que se utilice para plásticos.

“La mayoría de nuestros datos sobre los desechos plásticos provienen de modelos y estimaciones. Ahora nuestra comprensión se basa en datos reales que se pueden utilizar para guiar las soluciones”, dice el Dr. Forrest.

Global Plastic Watch descubrió un número sorprendente de vertederos de residuos plásticos

Hasta ahora, Global Plastic Watch ha identificado miles de vertederos en 25 países, incluido todo el sudeste asiático y Australia.

La gran cantidad de pilas de plástico previamente no documentadas y su proximidad a las vías fluviales fue sorprendente, dice el Dr. Fabien Laurier, líder de tecnología e innovación y conservación de los océanos en la Fundación Minderoo.

Uno de cada cinco vertederos mapeados se encontraba a menos de 250 metros de vías fluviales que envían plástico directamente a los ríos y, en última instancia, el Oceano.

“Sabemos que las fugas en tierra contribuyen hasta en un 91 por ciento de los desechos plásticos que ingresan al océano”, explica el Dr. Laurier, y agrega que la cantidad de sitios descubiertos por el mapeo fue mucho mayor de lo esperado.

El mapeo de alta resolución tiene como objetivo ayudar a las autoridades a identificar esta fuga y utilizar datos reales para informar las políticas que la evitarían.

Indonesia es el quinto mayor contribuyente a los plásticos oceánicos

En Indonesia, el gobierno ya está trabajando con la Fundación Minderoo para mapear y gestionar su problema de residuos. El país es el quinto mayor contribuyente mundial de plásticos oceánicos.

“Global Plastic Watch es muy útil para identificar vertederos ilegales o no documentados en Indonesia”, dice el Dr. Nani Hendiarti, adjunto de coordinación de gestión ambiental y forestal del Ministerio de Asuntos Marítimos e Inversiones de Indonesia.

Fundación Minderoo

“Eso nos ha permitido priorizar áreas que necesitan mejores políticas y acciones de gestión de residuos”.

El país se ha comprometido a reducir la cantidad de plástico que fluye hacia el océano a través de sus ríos y vías fluviales en un 70 por ciento en los próximos cinco años. Herramientas como el mapa interactivo de Global Plastic Watch están ayudando al gobierno a desarrollar un enfoque basado en evidencia para alcanzar ese objetivo.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad