Estos delantales pueden absorber CO2 con solo que las personas los usen

Un restaurante en Estocolmo, Suecia, está pidiendo al personal que use delantales que capturen los gases de efecto invernadero del aire.

Los delantales se produjeron en un plan piloto desarrollado por investigadores respaldados por H&M, mientras la industria de la moda lucha por reducir su impacto climático.

El Instituto de Investigación de Textiles y Prendas de Vestir de Hong Kong (HKRITA) desarrolló el proceso químico. Se presenta en forma de una solución que contiene aminas que se utiliza para tratar el algodón (fibra, hilo o tejido) haciendo que el material atraiga el dióxido de carbono hacia él y lo capture. Esto luego lo estabiliza y lo almacena en la superficie del textil.

El equipo se inspiró en las técnicas utilizadas en las chimeneas de las centrales eléctricas de carbón para limitar las emisiones.

«Muchas plantas de energía tienen que eliminar la mayor cantidad posible de dióxido de carbono del aire antes de que se libere el escape», dice el director ejecutivo de HKRITA, Edwin Keh. «Pensamos ‘por qué no intentamos replicar ese proceso químico en una fibra de algodón».

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por el Museo Fotografiska de Estocolmo (@fotografiska.stockholm)

Una camiseta es capaz de absorber alrededor de un tercio de lo que absorbe un árbol por día.

«La capacidad (de captura) no es muy alta, pero es bastante económico de producir y bastante fácil, y creemos que hay muchas aplicaciones potenciales», explica Keh.

En el restaurante, después de usar los delantales, se calientan a 30-40 grados centígrados.

A esta alta temperatura, liberan el CO2 que estaban almacenando, y luego se usa en el invernadero del restaurante para alimentar a las plantas.

«Se usa como alimento para las plantas, por lo que completa el ciclo de fotosíntesis y luego, una vez más, se convierte en nutriente para las plantas», dice Keh.

La industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones globales de carbono

Los gigantes de la moda están bajo una presión cada vez mayor para abordar la enorme huella de carbono que producen a medida que los compradores se vuelven más conscientes del impacto ambiental de la ropa y a medida que aumentan las temperaturas globales. La cadena sueca de moda rápida H&M ha sido severamente criticado por su enorme impacto negativo en el medio ambiente.

Pero la fundación H&M afirma que la innovación podría potencialmente cambiar las reglas del juego en la reducción de las emisiones globales de CO2.

Sin embargo, los proyectos para desarrollar textiles que absorban CO2 se encuentran en una etapa inicial y aún está por verse su posible contribución a la reducción del impacto ambiental de la industria textil.

Keh dice que el instituto ahora desarrollará aún más su tecnología e intentará encontrar otros usos para ella, así como otras formas de usar o eliminar el CO2 capturado.

Mire el video de arriba para ver cómo funciona el delantal.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad