¿Dónde almacena Europa todos sus residuos radiactivos?

Se está gestando una disputa en los Balcanes a medida que aumentan las tensiones sobre los planes para una instalación de almacenamiento de desechos nucleares.

El plan de Croacia para almacenar desechos radiactivos cerca de su frontera con Bosnia enfrenta una creciente oposición de su vecino debido a las preocupaciones de que la planta podría tener impactos ambientales y de salud potencialmente devastadores.

El sitio cerca del río Una, un afluente del Danubio, fue elegido en 2018. En un intento por detener el plan, Bosnia respondió declarando su tierra más cercana a la ubicación como reserva natural.

Este plan ganó poco terreno y, a medida que se acerca la gran inauguración, los bosnios están cada vez más preocupados por las posibles consecuencias en sus vidas. ríos prístinos y la industria de la agricultura orgánica, sin mencionar la salud pública.

“Tememos que el principal impacto de esta propuesta devastadora sea en la vida de las personas y en el medio ambiente”, dice Mario Crnkovic, ecólogo de la ciudad de Novi Grad, en el lado bosnio de la frontera, a un kilómetro del sitio designado.

Croacia ha desestimado las preocupaciones, pero los críticos señalan que el gobierno aún no ha publicado ninguna evaluación de riesgos para la salud o el medio ambiente de la propuesta.

El área es propensa a inundaciones y sujeta a actividad sísmica regular. También se siguen limpiando las minas terrestres que quedaron de las guerras de los Balcanes en la década de 1990.

Las autoridades bosnias esperan que el gobierno croata aún cambie de opinión. Sin embargo, durante la disputa, Bosnia sugirió que podrían erigir sus propias instalaciones junto al principal lugar turístico de Croacia, Dubrovnik.

Incidentes diplomáticos sobre residuos nucleares

La disputa de los Balcanes no es el único incidente diplomático que ha ocurrido sobre la eliminación de desechos nucleares en los últimos años.

En 2020 el gobierno belga anunció que había recibido recomendaciones para siete sitios para la eliminación subterránea de desechos nucleares, pero no especificó dónde estaban.

No pasó mucho tiempo antes de que se despertaran sospechas en luxemburgocon la ministra de Medio Ambiente de Luxemburgo, Carole Dieschbourg, afirmando que estarían en la zona de Namur, Dinant y Stavelot, cerca de su frontera con Bélgica.

“Eso está justo en nuestra puerta”, anunció la ministra, mientras planteaba los peligros potenciales para los lugareños y acusaba al gobierno belga de contravenir la convención de Espoo que regula los informes de impacto ambiental transfronterizos.

En respuesta, la ministra belga de Energía y Medio Ambiente, Marie-Christine Marghem, acusó a Dieschbourg de una “campaña de desinformación”.

“Distribuir un mapa con estos supuestos sitios a la población de Luxemburgo o hablar de una posible contaminación del agua es nada menos que una campaña de desinformación dañina”, dijo Marghem.

¿Dónde se almacenarán los residuos nucleares en el futuro?

Francisco Seco/AP

soldados rusos tomando Planta nuclear de Chernóbil por la fuerza durante su invasión de Ucrania trajo los peligros de los desechos nucleares inseguros al frente de la imaginación pública.

La mayoría de las instalaciones operativas de almacenamiento de residuos nucleares están a nivel de superficie, con el Reino Unido, Franciay España todos haciendo uso de estas soluciones a corto plazo.

Sin embargo, el consenso para el futuro es que los desechos nucleares se almacenan mejor en una instalación de disposición final geológica (GDF) muy por debajo de nuestros pies. Aquí, en un espacio de 700 a 1000 metros bajo tierra, los reactores gastados serán tratados de manera segura y sellados en estructuras de roca con cemento, dejándolos descomponerse durante cientos de miles de años.

Las sugerencias debatidas anteriormente de enviar desechos al espacio o enterrarlos debajo del fondo del océano han sido abandonadas, pero existe un problema en curso sobre cómo advertir a las generaciones futuras sobre los peligros de los sitios de desechos.

Sin ninguna garantía de que se hablen los idiomas de hoy o que la iconografía actual sea reconocible dentro de miles de años, existe el riesgo de que los arqueólogos curiosos del futuro puedan abrir accidentalmente desechos tóxicos que aún son peligrosos.

En la década de 1980, el gobierno de los EE. UU. reunió al Grupo de Trabajo de Interfaz Humana para determinar cómo prevenir un suceso tan desastroso. Una de sus recomendaciones fue crear falsos mitos y leyendas para ahuyentar a los curiosos.

¿Las comunidades quieren GDF?

Este tema tóxico no solo causa problemas a lo largo de las fronteras, sino que a menudo ve a los locales disputar acaloradamente las propuestas de GDF cerca de sus comunidades por parte de sus propios gobiernos.

En el Reino Unido, el primer GDF del país (que almacenará los desechos del siglo XX actualmente almacenados en Sellafield, Cumbria) se ha comercializado como un gran proyecto de infraestructura que generará empleos y prosperidad, lo que generará una guerra de ofertas entre varias ubicaciones remotas diferentes.

Sin embargo, los residentes no están tan entusiasmados con la idea de albergar un depósito venenoso, y los jubilados en el pueblo de Theddlethorpe en Lincolnshire se muestran particularmente vocales.

Mientras tanto, en el tranquilo pueblo francés de Bure, los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía por un GDF en lo profundo del suelo arcilloso de la región han generado mucha preocupación por una posible fuga nuclear.

En otros lugares, los países nórdicos abordan el tema con el típico pragmatismo y calma.

Finlandia está cerca de terminar Onkalo, el primer GDF operativo del mundo en Olkiluoto, a 200 kilómetros de Helsinki en la tormentosa costa oeste del país.

Suecia también ha dado recientemente el visto bueno para un GDF en Forsmark, Ӧsthammar, donde los lugareños votaron a favor de que los desechos se almacenen dentro del granito de mil millones de años sobre el que se asienta el área.

En ambos casos, las consultas públicas de larga duración dieron como resultado el consentimiento público para los proyectos.

¿Necesitaremos más almacenamiento de residuos nucleares en el futuro?

La guerra en Ucrania ha centrado las mentes en Europa en la seguridad energética y en alejar al continente de los combustibles fósiles rusos. Pero incluso antes de eso, la necesidad de ser neutral en carbono para 2050 significaba que la energía nuclear estaba en el menú.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, se comprometió a construir ocho nuevos reactores en los próximos 20 años para satisfacer una cuarta parte de las necesidades energéticas del país.

El fabricante de motores Rolls-Royce también se comprometió a fabricar los primeros reactores modulares pequeños del mundo, que son más fáciles de almacenar y usar.

Mientras tanto, Emmanuel Macron se ha comprometido a construir 14 nuevos reactores presurizados europeos para alimentar a la República Francesa para 2050 y ayudar en su camino hacia la neutralidad de carbono. Y Alemania está reconsiderando su prohibición de la energía nuclear tras el desastre en fukushimaJapón en 2011.

Para evitar que los desechos nucleares se acumulen en las instalaciones a nivel de la superficie y que el uso prolongado de combustibles fósiles provoque un cambio climático desastroso, se debe encontrar una solución. ¿Podemos desviar las tensiones diplomáticas y las protestas locales antes de que sea demasiado tarde?

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad