desarrollo sostenible

Cuatro años de cooperación mundial en el Desarrollo Sostenible

Una oportunidad para que los países, sus sociedades y sus economías emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, y sin dejar a nadie atrás, es a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El 25 de septiembre de este año se cumplirán cuatro años de la aprobación, por parte de la ONU, de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible. Esta fecha debe hacernos reflexionar y tomar conciencia de la necesidad, de la urgencia, pero también de la oportunidad que tenemos para centrarnos en la acción. La voluntad, las prioridades y el consenso debe ahora traducirse en avances reales de la Agenda 2030, en impactos positivos tanto en el medio ambiente como en las personas.

La Agenda 2030 es la agenda del consenso, donde gobiernos, empresas y ONG acuerdan 17 objetivos a los que dar prioridad.  De esta manera, el conjunto de la sociedad internacional aúna esfuerzos y recursos para avanzar hacia un futuro más próspero, más justo y más sostenible. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS o, en inglés, SDGs) son:

  1. Fin de la pobreza
  2. Hambre cero
  3. Salud y bienestar
  4. Educación de calidad
  5. Igualdad de género
  6. Agua limpia y saneamiento
  7. Energía asequible y no contaminante
  8. Trabajo decente y crecimiento económico
  9. Industria, innovación e infraestructura
  10. Reducción de las desigualdades
  11. Ciudades y comunidades sostenibles
  12. Producción y consumo responsables
  13. Acción por el clima
  14. Vida submarina
  15. Vida de ecosistemas terrestres
  16. Paz, justicia e instituciones
  17. Alianzas para lograr los objetivos

Durante la cita mundial del pasado año 2018, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, llamó a todas las naciones a actuar y a dar seguimiento a este compromiso: “El futuro de todos está en juego. Por eso quiero que todas las personas estén informadas y se involucren con la Agenda. Para finales del año próximo esperamos contar con un millón de activistas que divulgarán los objetivos del plan a 2.000 millones de personas”, dijo.

Empresas como Ecoembes, organización sin ánimo de lucro dedicada al cuidado del medio ambiente, han mostrado su contribución al desarrollo sostenible a largo de los años, teniendo muy presentes los diecisiete ODS. En concreto, el cometido de Ecoembes —dar una segunda vida a los residuos a través del reciclaje y contribuir al cuidado del medio ambiente mediante el ecodiseño— está perfectamente alineado con la finalidad de esta iniciativa global, emprendida 2015.

¿Cuál ha sido exactamente su aportación?

Desde 1999, Ecoembes ha ido reduciendo el peso de los envases, a través del ecodiseño, y ahorrado en el consumo de materias primas para avanzar hacia una producción más sostenible.  Esto le ha permitido contribuir al ODS número 12: producción y consumo responsable. Más de medio millón de toneladas de materias primas han sido ahorradas desde hace dos décadas y sólo en 2018 se cuantificaron 1,4 millones de toneladas de residuos de envases reciclados.

También, la acción por el clima (ODS13) ha estado en el punto de mira de la empresa, que ha logrado dejar de emitir 1,6 millones de toneladas de CO2 y ha ahorrado 6,2 millones de MW/h de energía. De esta forma contribuye a combatir la crisis climática y al fomento de la economía circular.

La vocación de cuidar del medio ambiente va más allá en Ecoembes, trabajando a favor de la protección de la biodiversidad, y la vida de ecosistemas terrestres (ODS15) y vida submarina (ODS14). Mediante el proyecto Libera, y con la ayuda de los voluntarios o “héroes Libera”, se han establecido más de 700 puntos de recogida y se han retirado cerca de 168 toneladas de lo que se denomina “basuraleza”. Gracias al proyecto Upcycling the Oceans, Ecoembes pretende proteger la biodiverdidad mediante una lucha contra la degradación de entornos marinos por la invasión de los plásticos. A través de esta iniciativa, pescadores y otros voluntarios han conseguido recuperar hasta 330 toneladas de residuos del fondo del mar y han establecido ya más de 100 puntos de recogida.

En su contribución transversal al desarrollo sostenible, Ecoembes apuesta por construir alianzas para promover la colaboración en las distintas capas de la sociedad y a todos los niveles (con especial foco a lo local), lo que contribuye al cumplimiento del ODS17.

Para potenciar el ODS número 4, educación de calidad, Ecoembes ha impulsado tres proyectos en centros escolares: Naturaliza, EducaEnEco y AulasLibera.  El fin de todos ellos se resume en formar a docentes y alumnos en la importancia del reciclaje y del cuidado del medio ambiente. Así, Ecoembes busca extender la sensibilización no sólo a los adultos sino también a los niños y niñas  y jóvenes para fomentar que estos sean los nuevos guardianes de la naturaleza.

Por otro lado, la creación del primer laboratorio de economía circular en Europa, TheCircularLab, ha sido todo un éxito, al favorecer que la industria, la innovación y la infraestructura ocupen un lugar neurálgico. Ecoembes aporta soluciones innovadoras en todas las fases del ciclo del envase, y desde un enfoque de innovación abierta. Así, más de 100 proyectos de innovación y start-ups han visto la luz.

Finalmente, apostar por el talento desde la igualdad de oportunidades y la eliminación de la brecha de género (ODS5), poner fin a las desigualdades en general (ODS10) y ofrecer trabajos decentes para propiciar un crecimiento económico (ODS8) son, cómo no, otras de las metas que Ecoembes se ha marcado. De ahí que disponga de la Certificación Empresa Familiarmente Responsable, que 7 de los 10 integrantes del Comité de Dirección sean mujeres, que tenga un plan de igualdad y que haya formado a más de 800 personas en la gestión y tratamiento de residuos, entre otras medidas y acciones que, en conjunto, han llevado a Ecoembes a ser elegida, por sexto año consecutivo, como una de las 50 mejores empresas para trabajar en España.

No Comments