¿Cómo está configurando la transición energética de Europa la guerra en Ucrania?

Jos Delbeke es el presidente del BEI sobre el clima en la Escuela de Gobernanza Transnacional del Instituto Universitario Europeo. Junto con los coautores y los principales investigadores asociados Jan Cornillie y Peter Vis, nos da su opinión sobre por qué Europa debería reducir su dependencia del gas ruso.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha dejado dolorosamente clara la dependencia energética de Europa, justo cuando se están negociando importantes decisiones políticas dentro de la UE sobre el clima y la energía.

Como piedra angular del Pacto Verde Europeo, la UE ha adoptado ambiciosos objetivos de neutralidad climática para 2050 y una reducción neta del 55 % de las emisiones para 2030 en comparación con 1990. Las propuestas políticas para alcanzar esos objetivos son anteriores a la invasión rusa de Ucrania.

Una pregunta importante es ¿cuáles son las consecuencias de la invasión rusa y las sanciones económicas impuestas por la UE en la transición energética de Europa?

Cinco elementos clave son los que se destacan.

1. Luchando por recursos energéticos alternativos a corto plazo

En las próximas semanas y meses, el panorama es sombrío.

Los precios de la energía para el petróleo, el gas y el carbón están por las nubes, con consecuencias en cadena en el precio de la electricidad. Los precios más altos de la energía se suman a las presiones inflacionarias existentes, lo que genera un lastre para el crecimiento económico y un riesgo de ‘estanflación’.

El gas natural es fundamental para la calefacción de los hogares y para sectores importantes de la industria europea, como la producción de productos químicos y fertilizantes. Alemania e Italia son particularmente vulnerables.

A corto plazo, incluso sin una prohibición del petróleo y el gas de Rusia, es indispensable el uso máximo de todos los recursos energéticos indígenas disponibles.

A corto plazo, incluso sin una prohibición del petróleo y el gas de Rusia, el uso máximo de todos los indígenas disponibles Recursos energéticos es indispensable. Medidas que van desde la suspensión de la eliminación progresiva de antiguas centrales nucleares hasta la aceleración de GNL (gas natural licuado) las compras de una gama más amplia de países proveedores, e incluso una mayor dependencia del uso de carbón y lignito en la generación de energía son parte de la respuesta.

Este último corre el riesgo de revertir la disminución de una década en las emisiones de gases de efecto invernadero del sector eléctrico, pero debería ser temporal, lo que permitiría que la diversificación alineada con el Green Deal tome impulso. Las preocupaciones climáticas deben seguir centrándose en el mediano y largo plazo, mientras que debe haber una disposición para ser flexible al abordar las necesidades a corto plazo.

Canva

2. Duplicar la eficiencia energética y las energías renovables

Las políticas propuestas en el marco del Pacto Verde Europeo harían que la economía europea fuera menos dependiente de las importaciones de energía y, por lo tanto, más resistente. La crisis actual solo refuerza la necesidad de tales medidas.

Los altos precios de la energía, como vemos hoy, ya están acelerando las medidas de ahorro de energía. Los gobiernos de todos los niveles deben impulsar los esfuerzos políticos, eliminando barreras como los procedimientos de permisos excesivamente largos y complicados, y apoyar la electrificación de la calefacción, el transporte y la industria.

Los gobiernos de todos los niveles deben apoyar la electrificación de la calefacción, el transporte y la industria.

Los consumidores de energía responderán a los precios más altos de la energía si pueden permitírselo aislando las casas, instalando bombas de calor o colocando paneles solares en los techos, pero también se necesita más apoyo financiero público.

Los gobiernos deben intensificar sus esfuerzos para garantizar que la infraestructura energética tenga la flexibilidad necesaria para la generación de energía variada con una proporción sustancial de energía renovable. Y deberían seguir adelante de manera más proactiva con sus políticas de respuesta a la demanda, incluida la digitalización y el almacenamiento.

3. Abordar las preocupaciones sociales a través de las transferencias

Los precios vertiginosos de la energía también están creando serios problemas sociales.

Los gobiernos europeos han respondido con una amplia gama de soluciones, desde dádivas a los hogares y precios máximos impuestos para los precios del gas y la electricidad, hasta tasas impositivas reducidas. Dada la escasez de recursos financieros, los gobiernos deberían centrar su apoyo en quienes realmente lo necesitan, lo que no siempre se hace.

Eso puede preocupar a muchas más personas que las que tradicionalmente se enfrentan a la pobreza energética, e incluso puede cubrir un tercio o más de la población de Europa, especialmente en los estados miembros menos ricos.

Para financiar estas intervenciones, se pueden utilizar los ingresos adicionales del IVA recibidos por los productos energéticos o las ganancias extraordinarias de las empresas energéticas. Si bien los desafíos que enfrentan los gobiernos son agudos, las medidas de apoyo a los precios deben ser temporales para no socavar la descarbonización a largo plazo.

Los gobiernos deberían planificar un período más largo de precios de la energía más altos y aún más presión económica y social acumulada por el aumento de los precios de los alimentos, el desempleo y las cadenas de suministro interrumpidas.

Canva

4. Mantener la cabeza fría al intervenir en los mercados de energía y carbono

Algunos gobiernos quieren ir más allá y proponen cambios importantes en la actual regulación del mercado energético.

En cuanto a la electricidad, critican el diseño de los mercados mayoristas europeos y quieren que se sustituya por otros modelos que eviten fuertes subidas de precios.

Se han hecho sugerencias para imponer topes de precios a nivel europeo.

Sin embargo, tales cambios deben ser bien pensados, ya que pueden tener efectos secundarios no deseados, como empeorar aún más los problemas de suministro a corto plazo al socavar los incentivos a la inversión, desestabilizar a los proveedores o desviar los recursos energéticos de Europa.

Un cargo de quien contamina paga es lo que las soluciones energéticas descarbonizadas, como el hidrógeno renovable, necesitan para ser económicamente viables.

Los controles de precios del mercado mayorista casi inevitablemente requerirán racionamiento. Del mismo modo, deben resistirse las intervenciones de precios discrecionales en el mercado de carbono de Europa. Claramente, las negociaciones en curso sobre la reforma del Sistema de Comercio de Emisiones de la UE no deberían limitar aún más la disponibilidad de derechos de emisión de carbono a corto plazo, dadas las probables presiones sobre los precios del carbono derivadas de un mayor uso del carbón.

Sin embargo, un cargo de quien contamina paga es lo que las soluciones energéticas descarbonizadas, como el hidrógeno renovable, necesitan para ser económicamente viables. Las señales del precio del carbono siguen siendo parte de la solución para reducir la dependencia del gas y el petróleo rusos, y son esenciales para incentivar la inversión en alternativas bajas en carbono.

5. Invertir sustancialmente en tecnología baja en carbono

El Pacto Verde Europeo ya apoya el desarrollo de nuevas tecnologías neutras para el clima, como el hidrógeno verde, los productos bioquímicos o los materiales descarbonizados. Esto reduciría sustancialmente la dependencia de los combustibles fósiles tradicionales, como el petróleo, el carbón o el gas natural, y por lo tanto debería acelerarse.

Las primeras instalaciones piloto ya se están poniendo en funcionamiento, pero será clave una ampliación masiva de estas tecnologías.

Las inversiones en infraestructura, por ejemplo, para el transporte de electricidad e hidrógeno o el transporte y almacenamiento del carbono capturado, serán facilitadores importantes. Pero no se equivoquen: la UE nunca será completamente autónoma en materia de energía y materiales, porque las cadenas de suministro de recursos energéticos renovables y nucleares, así como el hidrógeno verde y productos asociados, también involucrarán a países no pertenecientes a la UE.

El Acuerdo Verde Europeo debe complementarse con una estrategia comercial centrada en la diversificación de las importaciones esenciales, ya sea de hidrógeno verde de lugares donde se puede producir de manera rentable o de tierras raras y metales preciosos necesarios para una economía electrificada.

Canva

Se requiere un enfoque geopolítico del Green Deal

Como resultado de la devastadora guerra en Ucrania, la UE ahora se encuentra pagando un alto precio por su excesiva dependencia energética de Rusia. El apoyo decidido y sostenido a Ucrania debe ir acompañado de una desvinculación profunda y sostenida de los vínculos energéticos con Rusia.

Una Unión Europea geopolítica no puede hacer nada menos que garantizar su seguridad energética de manera compatible con sus objetivos climáticos. No hay respuestas fáciles, y debe aceptarse una desviación temporal y a corto plazo de las consideraciones puramente climáticas en aras de encontrar soluciones estructurales para la seguridad energética de Europa.

El apoyo decidido y sostenido a Ucrania debe ir acompañado de una desvinculación profunda y sostenida de los vínculos energéticos con Rusia.

Afortunadamente, a medio y largo plazo, los objetivos del Pacto Verde Europeo coinciden con los relacionados con la seguridad energética de la UE.

Entonces, la estrategia de redoblar la apuesta por la transición energética es sólida.

Sin embargo, una Europa climáticamente neutra no será totalmente independiente energéticamente. La UE no debe aumentar las presiones nacionalistas debido a la agresión de un país, sino más bien defender la cooperación bilateral y multilateral en comercio, clima y desarrollo al tiempo que reduce la dependencia excesiva de un país para cualquiera de sus energías o materiales esenciales.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad