Basura en el mar: las 10 claves de PolyTalk 2018

Bajo el lema “Juntos debemos salvar nuestros océanos de la basura”, la edición de este año de PolyTalk 2018 se celebró el pasado mes de abril en Saint Julian, en la isla de Malta, y reunió a más de 190 representantes de alto nivel, del mundo de la ciencia, la política, la industria, los medios de comunicación y las ONG. El evento, organizado por PlasticsEurope, sirvió para constatar una vez más la dimensión y la gravedad del problema de la basura marina, pero también para descubrir el creciente número de iniciativas en busca de soluciones, así como el aumento de la conciencia colectiva respecto a esta cuestión, tanto en el ámbito público como privado.

Veamos a continuación los 10 temas que cobraron mayor fuerza en este debate internacional.

IMPACTO GLOBAL DE LA BASURA MARINA

El ministro de Medio Ambiente de Malta, José H. Herrera, recordó “la gran vulnerabilidad de mares y océanos” debido al inmenso número de fuentes de polución. La basura plástica causa la muerte de más de un millón de aves marinas cada año, así como más de 100.000 mamíferos marinos, según datos de Naciones Unidas. Los animales no tienen defensa ante la presencia de estos residuos y muchas especies confunden los plásticos con alimentos. Las cifras citadas hablan de más de ocho millones de toneladas de plástico vertidas cada año en el medio marino. De estas, se estima que dos millones llegan a través de los ríos.

1. MEDITERRÁNEO EN PELIGRO

El mar Mediterráneo es uno de los “puntos calientes” del planeta en cuanto a basura marina, en palabras de Gaetano Leone, coordinador del Plan de Acción del Mediterráneo de la Convención de Barcelona, de Naciones Unidas. Esto se debe a tres razones: se trata de un mar muy cerrado donde la basura se acumula con mayor facilidad; por él circula el 30% de la navegación marítima mundial, y sufre una gran presión demográfica que se ve acentuada con el turismo. Aunque, según Leone, existe una voluntad de cooperación entre los firmantes de la Convención, hay todavía demasiadas diferencias entre los países en cuanto a situación socioeconómica, lo que dificulta un compromiso al mismo nivel por parte de todos.

2. POLÍTICAS DE MEDIO AMBIENTE

La directora de la División de Protección del Medio Ambiente Marino del Gobierno Federal alemán, Heike Imhoff, reseñó los grandes esfuerzos llevados a cabo en el marco de la política internacional sobre basura marina desde la cumbre de Río +20 en 2012 hasta la adopción por parte del G-20 de un plan orientado a resolver esta cuestión que contiene numerosas directrices para políticas concretas. En el contexto de la Unión Europea, existen tres grandes instrumentos relacionados en diferente medida con los desechos plásticos en el marla directiva marco sobre estrategia marinala directiva de residuos y la estrategia europea sobre los plásticos , aprobada a inicios de este año. Los déficits en este campo se hallan en las políticas nacionales del mundo en desarrollo -pero también en algunos casos del llamado primer mundo- que todavía no han logrado establecer sistemas efectivos de gestión de residuos.

3. VELOCIDAD DE ACTUACIÓN DE LOS PAÍSES

Las diferentes velocidades con las que los países pueden hacer frente al problema de la basura marina fue una constante a la edición 2018 de PolyTalk. Algunas intervenciones constaron este hecho, como la de Abdulwahab Al- Sadoun, secretario general de The Gulf Petrochemicals and Chemicals Association, quien reconoció que en la región de Oriente Medio sólo se llega a reciclar un 10% del plástico. Pero quien mayor énfasis puso en esta cuestión fue Crispian Lao, presidente de la Philippine Alliance for Recycling quién advirtió del peligro de la búsqueda de “grandes soluciones globales” debido a las distintas capacidades de implementación en diferentes regiones del mundo.

4. ALIANZAS

Es destacable el papel de las alianzas promovidas de la industria como The Global Plastic Alliance. “Los principales productores de plásticos en Europa y en todo el mundo están trabajando juntos para encontrar soluciones para proteger el medio ambiente. Hasta la fecha, 74 asociaciones de plásticos en 40 países han firmado la declaración global de la industria del plástico, a través de la cual se han planificado, iniciado o completado 355 proyectos desde su lanzamiento “, destacó Jim Seward, presidente del Consejo Mundial del Plástico y vicepresidente de LyondellBasell. Por su parte, el presidente de Plastics Europe, Daniele Ferrari puso en valor el compromiso voluntario Plastics 2030, presentado a inicios de año, para alcanzar la circularidad y la eficiencia en el uso de los recursos en Europa.

5. CAMPAÑAS PARA LIMPIAR LOS OCÉANOS

Anualmente, en todo el mundo se llevan a cabo innumerables campañas a distintas escalas, desde limpieza de playas a nivel local hasta campañas de concienciación nacional. Los promotores pueden ser grupos de personas afectadas, organizaciones ecologistas, ayuntamientos, gobiernos, pero también la industria. En PolyTalk se presentó un ejemplo de este tipo que se desarrolla a nivel internacional. Se trata de Operation Clean Sweep, una campaña que quiere poner remedio a una de las causas principales de la polución marina: la pérdida de miles de pellets de plástico en tierra por parte de las empresas, ya sea en el transporte, almacenamiento o en el propio proceso productivo. El objetivo es “cero pérdidas de pellets” y el método, nuevos protocolos técnicos y de control en fábricas y almacenes.

6. ECODISEÑO

Richard Thompson, profesor de biología marina de la Universidad de Plymouth, y reconocido experto mundial en basura marina, subrayó que “tiene poco sentido querer resolver el problema en todos sus aspectos porque son demasiados”. En este sentido propuso focalizar la acción en repensar los productos plásticos en todo el ciclo de vida. “Desde mi punto de vista, la prioridad clave es garantizar que los productos plásticos se diseñen teniendo más en cuenta sus oportunidades para el final de la vida y, en la medida que sea posible, los productos deberían diseñarse para maximizar su potencial de reciclabilidad “, dijo el profesor Thompson. De hecho, este experto -a quién se debe la creación del término microplásticos- recordó “que hay una gran cantidad de soluciones en el diseño que la comunidad científica puede ofrecer a la industria”.

7. TECNOLOGÍA

Existe un acuerdo bastante amplio en que las tecnologías innovadoras en el reciclaje pueden contribuir en gran medida a mitigar el problema de la basura marina. PolyTalk acogió la presentación de Nikoleta Bellou , del Centro Helénico de Investigación Marina, que es también coordinadora del proyecto europeo CLAIM cuyo objetivo es desarrollar cinco aspectos clave para tratar la polución por plásticos, y que culminará en 2020. Mecanismos de limpieza automática y de filtraje de microplásticos, máquinas para degradar los nanoplásticos más comunes son algunas de las innovaciones incluidas en el proyecto. Por su parte, el oceanógrafo de la Universidad de Malta, Alan Deidun, destacó en su intervención el papel que pueden jugar los drones en la búsqueda e identificación de la polución en el mar.

8. CIRCULARIDAD

Karmenu Vella, comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, subraya que para combatir la basura marina una de las acciones políticas europeas clave, es el Paquete de Economía Circular de la UE. Por su parte, Guido Sonnermann, profesor de química sostenible de la Universidad de Burdeos destaca la importancia de la Declaración de Medellín sobre basura marina de 2017, en la que se cita como elemento fundamental la aplicación del análisis de ciclo de vida en los plásticos. Richard Thompson también citó la circularidad como el concepto a aplicar de cara a una solución definitiva del problema “muy por encima de limpiar los océanos”.

 9. CONCIENCIA

El grado de concienciación fue puesto de relieve como condición básica para la acción. Numerosas campañas se desarrollan en este sentido en todo el mundo. En España, por ejemplo, la Fundación Ecomar organiza continuamente jornadas de limpieza de costas. En PolyTalk se presentaron acciones muy distintas, desde el documental de Netflix  A Plastic Ocean hasta el  proyecto Plastic Odyssey, un barco de 25 metros de eslora que dará la vuelta al mundo y que será movido exclusivamente por plásticos. Los residuos se recogerán en tierra durante cada parada y, una vez a bordo, se transformarán en combustible para los motores de la nave.

10. CHINA HA DICHO ADIÓS A LOS PLÁSTICOS

El gigante asiático prohíbe las importaciones de ciertos tipos de residuos sólidos desde principios de año, una medida que puede tener repercusiones sobre la industria mundial del reciclaje. Muchos países que hasta ahora dependían del gigante asiático para deshacerse de su basura deberán ahora buscar alternativas, ya sea gestionando estos residuos por sí mismas o bien buscándoles otro destino. España, por ejemplo, envió 207.835 toneladas de plásticos hacia ese país (incluyendo Hong Kong) en 2016.

No Comments