Aquí hay cinco consejos para hacer que su Ramadán sea más ecológico.

El mes sagrado del Ramadán está actualmente en marcha para los musulmanes de todo el mundo. Durante 30 días, el proceso de ayuno desde el amanecer hasta el atardecer se observa con reflexión reflexiva y espiritual, junto con comportamientos y acciones caritativas.

Se anima a pasar tiempo con la familia y los amigos y, en general, se sugiere que se realicen cambios positivos en el estilo de vida.

Según la creencia islámica, los seres humanos tienen la responsabilidad de custodiar el planeta Tierra.

Con eso en mente, el Ramadán puede ser una oportunidad perfecta para contemplar cómo las acciones humanas están impactando en nuestro planeta.

Aquí hay cinco consejos para hacer que su Ramadán sea más sostenible:

1. Cocina verduras durante el Ramadán

El ayuno diurno es un desafío para la mayoría y no hay nada mejor que saber que puede volver a casa para disfrutar de un delicioso iftar, la cena cuando se pone el sol. Ya que estás en eso, ¿por qué no cocinar platos vegetarianos en su lugar?

Ramadán es un período para cuidar y ser compasivo con el mundo que nos rodea, por lo que tiene sentido reducir nuestro consumo de carne. Según los expertos, la industria cárnica es responsable de la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo, más del 51 por ciento.

La cría de animales también requiere mucha tierra y agua, y los árboles se cortan todos los días para dejar espacio para el ganado. Entonces, ¿qué puede hacer usted al respecto? Haz que tu Ramadán sea más ecológico con deliciosas opciones vegetarianas.

Getty a través de Canva

2. Desenchufe

El Ramadán fomenta un estilo de vida menos materialista y se centra más en la espiritualidad. Por lo tanto, es un buen momento para desconectarse de todos los dispositivos a los que generalmente está pegado, ya sea su teléfono, televisor, computadora portátil o X Box.

No solo ahorrará energía al reducir su consumo de electricidad, sino que también sentirá los beneficios mentalmente.

Sentarse a leer un buen libro, pasar tiempo de calidad con sus seres queridos o hacer algo con sus manos es mucho más gratificante que la televisión.

Getty a través de Canva

3. No desperdicies, no quieras

Desechos alimentarios es un problema colosal en todo el mundo. Solo en el Reino Unido, un país muy pequeño como es, se desperdicia la asombrosa cantidad de £ 13 mil millones de alimentos cada año. Dios aconseja a los musulmanes que eviten el despilfarro, ya que sugiere un estilo de vida de excesos y complacencia.

Durante el período de ayuno, puede planificar sus comidas y congelarlas, de modo que siempre use las sobras, en lugar de comenzar desde cero todas las noches. Esté atento a las fechas de caducidad también para asegurarse de que está utilizando los alimentos antes de que se agote el tiempo.

También vale la pena encontrar el banco de alimentos más cercano para donar cualquier suministro no deseado que haya dejado en el armario después. Use frutas y verduras demasiado maduras para hacer batidos y sopas, y también tenga en cuenta la cantidad de agua que está usando.

Getty a través de Canva

4. Compra alimentos orgánicos y de comercio justo

Independientemente de lo que coma, asegúrese de que provenga de una fuente ética. Eso significa pensar en las marcas que está comprando e investigar sus credenciales sostenibles. Los alimentos no orgánicos han sido rociados con pesticidas dañinos, que impactan negativamente la biodiversidad en el ecosistema del mundo.

Igualmente, comprar Comercio justo es igualmente importante, ya que aborda las injusticias del comercio de alimentos al ofrecer a los agricultores mejores condiciones de trabajo y un mejor precio por sus productos. El Islam fomenta la justicia en todas sus formas, por lo que esta es una excelente manera de asegurarse de tener un Ramadán más ético.

Esté atento a los símbolos de comercio justo en el té, el café, el chocolate, el azúcar, el cacao, el aceite de oliva y las bananas.

Getty a través de Canva

5. Ordena tu espacio vital

Durante un tiempo en el que está limpiando su mente y cuerpo, tiene sentido hacer lo mismo con su hogar y comenzar de nuevo. De la misma manera que el desperdicio de alimentos es excesivo, es probable que tenga posesiones materiales que no quiere o no usa, que podrían aprovecharse mejor.

Limpia tu guardarropa y dona todo lo que puedas a la tienda benéfica local. Otra idea es compartir tu ropa organizando un intercambio de ropa entre amigos.

CONSEJO: Si va a realizar una limpieza de primavera una vez que la casa haya sido limpiada, asegúrese de elegir productos de limpieza no tóxicos que sean más respetuosos con el medio ambiente, en lugar de productos cargados de productos químicos. Hay mucho para elegir, solo eche un vistazo más de cerca a los estantes.

Unsplash

De parte de Euronews Green, deseamos a los musulmanes de todo el mundo un Ramadán próspero y pacífico. Esperamos que puedan hacer que este momento especial sea lo más sostenible posible con nuestros prácticos consejos. ¡Ramadán Mubarak!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad