¿Funciona realmente el almacenamiento de alimentos con cera de abeja?

Entre Acción de Gracias y Navidad, compro mucho queso porque entretengo a menudo. Guardo lo que sobra para hacer Fromage Fort para Nochebuena. Se trata de un método francés para utilizar pequeños trozos de una variedad de queso sobrante y convertirlos en una pasta de queso.

Conservar los restos de queso durante un par de semanas sin que se sequen puede ser complicado. El queso tiene que poder respirar un poco, pero no demasiado. Este año, descubrí que utilizar Beebagz, bolsas sin plástico recubiertas de cera de abeja, funcionaba muy bien con el queso. Me enviaron muestras de Beebagz para que las probara.

Estas bolsas no son el único producto de almacenamiento de alimentos recubierto de cera de abeja. Existen en el mercado tipos similares de envoltorios para alimentos que vienen en láminas. Beebagz es el primero en fabricar una bolsa de este material, una bolsa que puede sustituir a muchas de las bolsas de plástico desechables con cremallera que se utilizan habitualmente en las cocinas.

Cómo funcionan

beebagz, queso

Los Beebagz están hechos de material 100% de algodón recubierto de cera de abeja, aceite de jojoba y una resina de árbol que se utiliza como agente aglutinante para evitar que la cera de abeja se desprenda de la tela. Son 100% biodegradables. Según la empresa, puedes enterrar una de las bolsas en tu jardín, y en un año no quedaría ni rastro de la bolsa.

Pueden ocupar el lugar de cientos de bolsas de plástico cada año. También son autosellantes. El calor de tus manos crea un sello cuando doblas la parte superior de la bolsa y pasas los dedos apretados por encima.

Aunque son autosellantes, yo no las utilizaría para líquidos. La mayoría de los demás alimentos son aptos. Pueden ir a la nevera o al congelador (y a la fiambrera). Dependiendo de la frecuencia con la que los utilices, puedes sacar años de provecho de un Beebagz. Sabrás que ha llegado el momento de sustituir una bolsa cuando deje de pegarse a sí misma y ya no se autocierre.

Cuidado y limpieza

Las bolsas pueden reutilizarse una y otra vez si las lavas adecuadamente. Después de cada uso, las Beebagz deben lavarse a mano con agua fría o fresca. Puedes utilizar un jabón suave si lo necesitas, pero no es necesario frotarlas con fuerza. La cera de abeja es naturalmente antibacteriana.

En cuanto a que las bolsas recogen los olores de otros alimentos, la bolsa en la que guardé el queso azul no olía en absoluto, incluso después de guardar el apestoso queso durante más de una semana.

El coste y el ahorro

bolsas de plástico en el océano

Un paquete inicial de Beebagz -uno de cada uno de los tres tamaños ofrecidos- cuesta 22,37 dólares (es una empresa canadiense, pero envían a Estados Unidos). Puede parecer una inversión excesiva para tres bolsas, pero se trata de uno de esos productos que se amortizan con el tiempo, ya que no se compran tantas bolsas desechables.

Se trata de algo más que de un ahorro económico. También hay un impacto medioambiental. Las Beebagz funcionan bien para mantener los alimentos frescos y prolongar la vida de los alimentos almacenados en ellas, ayudando a que tu presupuesto para alimentos se estire más y combatiendo el desperdicio de alimentos.

Según Beebagz, cada año se utilizan 500.000 millones de bolsas de un solo uso en todo el mundo, es decir, 1 millón de bolsas cada minuto, muchas de ellas bolsas de plástico para almacenar alimentos que se tiran después de un solo uso. Esas bolsas estarán obstruyendo nuestros vertederos, llenando nuestros océanos y ensuciando nuestro paisaje durante cientos de años. Beebagz, y otros envoltorios de cera de abeja similares, pueden sustituir a muchas de esas bolsas de almacenamiento de alimentos. Cuando llegue el momento de deshacerse de ellas, se biodegradarán.

Rara vez utilizo bolsas de plástico desechables con cremallera para guardar la comida, optando en su lugar por recipientes reutilizables de vidrio o plástico. Sin embargo, me impresionó lo bien que las Beebagz conservaron mi queso. Definitivamente, utilizaré estas bolsas de forma constante en mi cocina, y estoy considerando la posibilidad de comprar más de ellas u otros envoltorios similares recubiertos de cera de abeja para poder guardar en ellos una variedad de alimentos frescos.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad