Alemania dice que el cambio propuesto por la UE a la energía nuclear es «arriesgado y costoso»

Alemania no estuvo de acuerdo formalmente con la propuesta de la UE sobre cómo los estados miembros deberían alejarse de los combustibles fósiles, un nuevo golpe a la ya controvertida propuesta.

El vicecanciller y ministro de economía alemán, Robert Habeck, envió un carta a la UE el viernes pasado diciendo: “Como gobierno federal, una vez más hemos expresado claramente nuestro rechazo a la inclusión de la energía nuclear”,

El país más grande de la UE dijo que la energía nuclear es «riesgosa y costosa» y que «no es sostenible».

La propuesta de la UE de que la energía nuclear y el gas natural se clasifiquen como sostenibles formaba parte de su propuesta de taxonomía de sostenibilidad, publicada el 31 de diciembre de 2021.

Los críticos afirman que la UE intentó enterrar el documento al publicarlo a finales de año.

“A menos que cavara un hoyo real, la Comisión Europea no podría haberse esforzado más para enterrar esta propuesta”, dijo Henry Eviston, portavoz de finanzas sostenibles en la Oficina de Política Europea de WWF.

Un compromiso de reducir los gases de efecto invernadero en un 55% para 2030 no es realista

¿Qué quiere Alemania en su lugar?

Aunque Alemania tiene la intención de hacer la transición al uso de hidrógeno verde, la carta dice que el compromiso de reducir los gases de efecto invernadero en un 55% para 2030 no es realista.

En cambio, Alemania quiere que la UE permita a los países establecer sus propios objetivos para después de 2036, tratando los objetivos como «directrices», dándoles flexibilidad para encontrar la forma más factible de cambiar a combustibles más sostenibles.

Canva

Todavía depende del gas

La carta de Alemania a la UE también sugiere que la mejor manera de dejar los combustibles no sostenibles es permitir que los países sigan dependiendo del gas.

La UE quiere eliminar gradualmente todo uso de gas para alcanzar su objetivo de carbono neutral para 2050. Sin embargo, la propuesta dejó espacio para un uso continuado del gas natural.

Pero Alemania quiere que la UE considere aliviar sus restricciones en los gases de origen fósil más, considerándolos un paso de transición importante para los países que desean cambiar a combustibles más sostenibles.

El uso de gas fósil tradicional es importante para eliminar gradualmente el carbón en Alemania, dice la carta.

Una propuesta problemática de la UE

Cuando la UE hizo por primera vez la propuesta de cambio de combustible sostenible en la víspera de Año Nuevo de 2021, resultó ser controvertida.

A pesar de la presión de Alemania por la asignación de gas, en el momento de la publicación de la propuesta, el vicecanciller alemán dijo que la inclusión de gas y la energía nuclear “diluyen la buena etiqueta de sostenibilidad”.

El portavoz principal de la comisión de la UE, Eric Mamer, respondió que «no estaban tratando de hacerlo a escondidas, por así decirlo, optando por el 31 de diciembre».

“Puedo asegurarles que nuestros colegas preferirían haberse relajado durante las vacaciones, pero decidieron continuar con su trabajo durante las vacaciones de Navidad para asegurarse de que esto saliera antes de fin de año”, continuó.

Canva

Holanda apuesta por el hidrógeno

Si bien la carta de Alemania afirma que depender del combustible de hidrógeno está demasiado lejos para renunciar al gas por el momento, los Países Bajos han anunciado recientemente un impulso para los combustibles sostenibles.

El gobierno recién formado de los Países Bajos incluye a Rob Jetten, ministro de clima y energía, quien supervisará un fondo de transición y clima de 35 mil millones de euros, destinado a reducir la huella de carbono de los Países Bajos.

Se acaba de proponer la construcción de dos plantas de energía nuclear y también se espera que el fondo financie trabajos en e-combustible e hidrógeno.

Investigación por monitor de energía coloca a los Países Bajos a la vanguardia de la carrera del hidrógeno en Europa con los subsidios más altos por gigavatio de capacidad de electrolizadores comprometidos con 1430 millones de euros.

Y aunque la carta publicada la semana pasada desde Alemania era algo pesimista sobre el combustible de hidrógeno, la investigación ubica a Alemania como el país con la mayor ambición en términos de capacidad de electrolizadores buscando producir 10GW para 2030.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datas para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad